Adrián Suar no descartó la quiebra de Pol-ka y sus empleados le exigen el pago de sueldos

“Lo que más me dolería es quebrar”. Así lo aseguró Adrián Suar, fundador y uno de los principales accionistas de la productora audiovisual Pol-ka, al referirse a la situación actual de la empresa, en medio del reclamo por falta de pago de sus trabajadores.

“Mi situación es parecida a la de muchas empresas de la Argentina que están cerradas. Pero, en honor a la verdad, este problema que tengo en Pol-ka hoy es algo que vengo arrastrando desde hace 4 o 5 años, no es de ahora. La pandemia termina de darme la estocada final”, sostuvo.

En ese sentido, explicó que “hace siete u ocho años tenía 260 horas entre tiras y unitarios, con un staff de 300 personas contratadas”. “Cambió el negocio, ya no tengo esa cantidad de horas y tengo la gente”, mencionó.

Consultado sobre la posibilidad de un cierre definitivo, Suar aseguró: “Hoy está cerrada, más adelante no sé, no sé qué va a pasar, no sé cuándo se vuelve”. “Yo quiero pelear. A mí, internamente, con mi terapia, con mis amigos, lo que más me dolería es quebrar”, amplió el productor.

El personal de Canal 13 Artear y de Pol-ka Producciones se movilizó ayer hacia ese medio televisivo en rechazo de lo que calificó como “el vaciamiento de la productora” y “en defensa de los puestos laborales y la ficción nacional”, y exigió a sus directivos “el inmediato pago de los salarios adeudados”.

“La firma Polka, cuyos accionistas son Adrián Suar, Fernando Blanco y Canal 13 Artear -este último con casi el 60 por ciento de las acciones- incumple todos los meses el pago en término de los haberes y optó por recurrir al beneficio del Programa de Asistencia a la Producción y el Trabajo (ATP) del Gobierno”, dijo Horacio Arreceygor, secretario general del Sindicato Argentino de Televisión, Telecomunicaciones, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos ( SATSAID).

Por su parte, la Asociación Argentina de Actores expresó en un comunicado que “acompaña el reclamo de las trabajadoras y trabajadores de Pol-ka representados por el SATSAID, abandonados a su suerte después de haber estado durante años al servicio de esa productora, en medio de la difícil situación que atravesamos por el avance de la pandemia. Conocemos y sufrimos la misma insensibilidad de parte de la empresa, vulnerando derechos laborales de actrices y actores al negarse a abonar en tiempo y forma nuestros correspondientes salarios”.

Adrián Suar, sin embargo, no ofreció soluciones posibles a sus empleados: “Yo sé lo que la gente de Pol-ka está pasando. Lo sé porque, no a todos, pero a la mayoría los conozco. Pol-ka siempre fue una productora modelo y una productora en la que estuvo todo bien. Esta es la primera vez que yo me enfrento con una situación así, después de 25 años”. En diálogo con TN, concluyó: “Si tenemos más gente que horas de televisión, se puede mantener un mes, dos, tres, cinco, siete, pero si eso no se puede revertir, es muy difícil”.

Comentarios Facebook