El formoseño se acostumbró a esperar

El formoseño ya se acostumbró a esperar y no es sorpresa que la gente aguarde horas a los colectivos. Los funcionarios encargados del transporte tienen que hacer algo al respecto y que respeten al usuario. No se puede creer lo que hacen con la gente.

Comentarios Facebook