El Pentágono contradijo a Trump sobre las razones para asesinar a Soleimani

El jefe del Pentágono, Mark Esper, afirmó ayer no haber visto ninguna prueba específica de que Irán estaba planificando un ataque a cuatro embajadas de Estados Unidos en Medio Oriente, como sostuvo el presidente Donald Trump, en lo que es una nueva contradicción de la administración en lo referido a la crisis con la República Islámica.
«No vi nada sobre las cuatro embajadas», dijo Esper en una entrevista con la CBS. Sin embargo, el funcionario luego agregó: «Comparto la visión del presidente de que probablemente atacarían nuestras embajadas».
Al ser consultado sobre las razones para asesinar al jefe militar iraní, Qasem Soleimani, Esper se vio en el incómodo lugar de tener que contradecir los argumentos dados por el propio presidente en momentos en que crece el malestar en el Congreso por la decisión inconsulta para evitar así que el Pentágono ingrese en ese choque de poderes.
Trump ha mantenido un cambiante discurso alrededor de los motivos por los que ordenó el ataque con drones al aeropuerto de Bagdad cuando se hallaba en él el jefe de las fuerzas Al Quds. Primero dijo inicialmente que el comandante planeaba ataques indefinidos contra objetivos estadounidenses, luego precisó que quería «volar» la embajada en Bagdad y después habló de planes contra al menos otras tres misiones.
“Teníamos información de que habría un ataque en cuestión de días, que sería de gran escala, en otras palabras, más de un país, y que sería más grande que los ataques anteriores, lo que probablemente nos llevará a hostilidades abiertas con Irán», afirmó Trump.

Comentarios Facebook