Horacio Cabak habló de las acusaciones, la crisis y el escándalo: “Me sorprendió la reacción de mi mujer”

Después de unos días de silencio, el conductor visitó el programa de Telefé y se refirió a la disputa mediática que tuvo con su esposa, Verónica Soldato.
Durante una semana, Horacio Cabak estuvo en el ojo de la tormenta. Después de haber recuperado el alta por coronavirus, estalló un escándalo familiar cuando su esposa, Verónica Soldato, confirmó la separación de la pareja, luego de 27 años de matrimonio y tres hijos en común La información la dio a conocer el periodista Ángel de Brito a través de un mensaje de WhatsApp que le envió la propia Verónica. “Encontró mas de una infidelidad en un celular, él le mostro para mirar una cosa y ella siguió buscando y encontró otros chats. ‘Estoy destrozada’ me dijo”, contó el periodista en su ciclo Los ángeles de la mañana y agregó sobre la conversación: “Está abrumada. Me dijo que no sabe cómo va a seguir porque no se lo esperaba ni ahí”.
Esto fue el lunes 28 de abril y tanto desde las redes sociales como desde su lugar en Polémica en el bar, el conductor mantuvo el perfil alto. Se cruzó con Jorge Rial, con Mariano Iúdica y con Rocío Oliva, mientras su esposa lo vinculaba con otras mujeres. Hasta que en un momento dijo basta. Logró una medida cautelar para que no se hable de él en los medios y volvió a su silla en el emblemático programa creado por Gerardo Sofovich. Y desde entonces, salvo alguna que otra ironía, no volvió a hablar del tema.
Esta noche, el modelo visitó PH Podemos Hablar y las expectativas estaban altas. ¿Hablaría del tema o preferiría evitarlo? Durante la primera parte del programa se lo vio algo tenso, sin la habitual soltura que sabe manejar ante las cámaras. Hasta que en el momento del “Punto de encuentro”, el conductor Andy Kusnetzoff invitó al frente a aquellos que “habían llorado en los últimos días”. Horacio dio el paso y relató con lujo de detalles cómo había transitado sus días internado en terapia intensiva por una neumonía bilateral derivada del coronavirus. “Ahí lloré de emoción y de la alegría. Y a continuación tuve una semana impensada”, señaló, y todos en el estudio sabían de qué hablaba.
La semana impensada no era otra que aquella que vivió en las primeras planas de las noticias de espectáculos. “Vos estuviste casado como treinta años?”, preguntó Kusnetzoff, y Cabak lo corrigió por partida doble: “Estoy en pareja hace 27 años”, contestó resaltando el tiempo presente del verbo, antes de contar cómo vivió la famosa semana impensada. “Venían piñas de lugares insospechados. Las cosas se empezaron a acomodar a lo largo de la semana y el viernes la Justicia determinó que la vida privada de las personas es la vida privada”, contó a modo de resumen.
Recién entonces se aflojaron las tensiones familiares y Horacio volvió a llorar fuerte por segunda vez en los últimos días: “Durante el fin de semana tuve la oportunidad de abrazar a mis hijos, de hablar con ellos y de abrazar a mi mujer. Y después de haber abrazado a los cuatro, solito, lloré como correspondía llorar”, señaló con los ojos vidriosos. Luego, conectó los dos hechos que lo marcaron a fuego en este tiempo. “Tenés que estar en mis zapatos para saber cómo se reacciona después de todo lo que pasé. Yo soy un sobreviviente, pude haberme muerto por covid. Cuando tomé noción sentí que no podía desperdiciar un minuto de mi vida”.
En este punto, el conductor de La jaula de la moda dio algunos indicios sobre cómo estaban las cosas con su esposa Verónica. “Estamos reacomodándonos a lo que pasó, se movieron un montón de cosas. Se hizo una cosa demencial de mi vida privada, y en realidad, cualquier error que yo haya cometido tengo que buscar la forma de subsanarlo”, reconoció, y agregó sus deseos de cara al futuro. “Espero que mi vida sea mejor a lo que venía siendo y mi mujer y mis hijos forman una parte imprescindible de mi vida. En este momento, lo único que me imagino un futuro en mi casa, con mi familia y con mis hijos”
“¿Es posible?”, preguntó el conductor y Cabak pensó un segundo. “Depende de dos personas”, contestó, y extendió su respuesta apelando al optimismo. “Siempre fuimos muy unidos, y esa unión, esa forma pensar en el futuro, y cuidar a nuestros hijos y cuidarnos nosotros está en mi cabeza y está en la cabeza de mi mujer. Es cuestión de encontrar la forma de encaminar, entender qué pasó, explicar qué pasó y pensar en el futuro”, señaló.
“Si te ponés en el lugar de tu mujer, ¿la entendés?, le preguntó la modelo Pía Slapka, invitada al programa. “La reacción de mi mujer me sorprendió, mucho, pero la entendí. Me sorprendió completamente, podría haber esperado cualquier reacción. A ella le salió esa. La entendí y después me explicó”, respondió Cabak, que escuchó la última pregunta del conductor: “¿Dónde estás viviendo?”. “Qué buena pregunta, Andy”, concedió Cabak, aunque prefirió salir con una gambeta: “De mi vida privada no hablo”.

Comentarios Facebook