Las atenciones obstétricas en el centro oeste provincial siguen habitualmente

Embarazadas de Fortín Soledad, localidad cercana a Las Lomitas, renovaron sus controles prenatales, los cuales forman parte del seguimiento correspondiente a las distintas etapas de la gestación que tienen por finalidad relevar el estado de salud del binomio madre – hijo.
De este modo, médicos, obstetras, enfermeros y agentes sanitarios, del hospital distrital de Las Lomitas, llevaron a cabo minuciosos controles que puedan asegurar el desarrollo normal del embarazo, que el niño ni la madre presenten complicaciones y que todo se encamine hacia un parto a término.
Desde el equipo de salud, comentaron que a pesar de la situación adversa que están atravesando las comunidades de Las Lomitas, en cuanto a los reciente brotes de coronavirus “el seguimiento periódico a las mamás en gestación no para, continua con todos los protocolos y las medidas de prevención establecidas para evitar contagios en el marco de las atenciones”.
Esto, apunta a “detectar tempranamente” cualquier problema que pueda surgir y que pueda afectar la salud, tanto de la embarazada como de su bebé, permitiendo, a la vez “que el equipo de salud intervenga rápidamente para que no se produzca un parto antes de tiempo o se interrumpa el embarazo”, entre otras situaciones.
Remarcaron al respecto que, se promueven en la embarazada los cuidados, sobre todo para que “acuda a los controles y que se realice todos los estudios necesarios”, para que el bebé pueda crecer sano “durante los 9 meses en la panza, donde tiene las condiciones óptimas que le da el útero de su mamá para desarrollarse como corresponde”.
Como se repite en cada ocasión, entre los cuidados destacaron: asistir a la consulta obstétrica y ginecológica programada; ante cualquier signo de alarma que se presente, ir de inmediato al centro de salud; consumir diariamente alimentos sanos, mantener un peso estable y tener al día el calendario de vacunas, con todos los esquemas completos.

Evaluaciones

En la oportunidad, efectuaron la medición de peso y talla, el control de latidos fetales, medición del crecimiento uterino, chequeo del carnet de vacunación y la aplicación de las dosis que faltaban para estar al día.
A estos se sumaron turnos para análisis de laboratorio, otros estudios complementarios, y las ecografías indicadas para cada trimestre del embarazo. Asimismo, el equipo entregó medicamentos bajo receta, hierro, ácido fólico y suplementos vitamínicos.

Comentarios Facebook