Los trabajadores de la UNaF merecemos recibir la vacuna

Desde el inicio de la pandemia la Universidad Nacional de Formosa por medio de sus autoridades ejecutivas y las facultades se adecuaron a las exigencias requeridas para afrontar esta pandemia,, se adhirieron a los decretos nacionales y provinciales, se dictaron normativas referidas al funcionamiento de la institución, a la forma de trabajo del personal no docente, a la forma del dictado de clases de los docentes; la famosa virtualidad; normativas generales referidas a la contención de los alumnos.

Desde la UNaF se acompañó la política sanitaria del gobierno de la provincia, destacada por el Dr. Insfrán en su momento, se realizaron campañas de concientización y de prevención del COVID 19, la sanitización de las instalaciones es continúa, se instalaron cabinas sanitizantes en lugares estratégicos ,se distribuyó barbijos y alcohol en gel al personal abocado a las diferentes tareas,se señalizaron los lugares estratégicos de los edificios, dentro de las posibilidades presupuestarias se otorgaron tablets a los alumnos.

Se implemento un programa alimentario universitario, se realizaron capacitaciones a los integrantes de la comunidad sobre prevención del COVID 19 y el uso de las herramientas tecnológicas para el dictado de clases ; apoyando a las autoridades provinciales y en solidaridad a los comprovincianos se ofrecieron las instalaciones de la FAEN , de la FH y el Albergue Estudiantil para que puedan realizar el aislamiento preventivo, entre otras actividades.

La UNaF se mantuvo en actividad con el dictado de las asignaturas, que permitió que estudiantes de diferentes facultades puedan graduarse en la virtualidad, con las inscripciones a las carreras de los ingresantes, con el funcionamiento administrativo , con los inconvenientes ocasionado por la coyuntura se entregaron títulos a los egresados, como ocurrió en varias instituciones públicas surgieron diferentes problemáticas que se trataron de resolver dentro de las posibilidades que permitió la pandemia.

Lastimosamente la UNaf no fue ajena a los contagios y los fallecimientos de los compañeros trabajadores, situación que genero mucha preocupación, y más aun sabiendo que es de público conocimiento que instituciones universitarias del país han recibido dosis de vacunas para su personal y que en la provincia de Formosa el personal del nivel inicial, primario, secundario, terciario, universidades privadas y el Instituto Universitario de Laguna Blanca ,dependiente de la UNaF, ya recibieron la primera dosis y en algunos casos la segunda dosis.

Los trabajadores universitarios estuvieron a la altura de las circunstancias, son considerados personal esencial, y en vísperas a la presencialidad, se sienten discriminados e ignorados teniendo en cuenta que se realizaron reiteradas gestiones y no existe la voluntad y la decisión política de que se nos otorgue este derecho. Los trabajadores de la UNaF somos formoseños y merecemos ser vacunados.

Comentarios Facebook