Pidieron siete años de prisión para el periodista Lucas Carrasco por abuso sexual

La fiscalía pidió una pena de siete años de cárcel para el periodista Lucas Carrasco, quien está acusado de «abuso sexual agravado por acceso carnal». El juicio, que comenzó esta semana, tiene como querellantes a dos mujeres que denunciaron al otrora bloguero por ataques ocurridos en 2013.
Carrasco pidió estar presente cuando las mujeres declararan pero la jueza Ana Dieta de Herrero le negó la solicitud. El periodista habló durante apenas 10′ para negar todos los cargos, informó la periodista Laura Salomé a través de Twitter.
«No soy un violador. La mera aparición de esa palabra es una situación vergonzosa. Puedo tratar mal a alguien o ser irrespetuoso, pero no cometer un delito», aseguró Carrasco en su defensa según fuentes judiciales.
«Nunca he recibido una denuncia por violencia de género. Perdí mis trabajos por la denuncia. No soy un persona violenta», agregó. Pero las acusaciones salieron a la luz.
Uno de los episodios ocurrió el 21 de febrero de 2013 cuando la denunciante Sofía Otero, quien por entonces tenía 21 años, accedió a visitar a Carrasco en su departamento del barrio de Palermo.
Carrasco y Otero tuvieron relaciones sexuales consentidas pero la situación se volvió violenta.
«En un momento quedé boca abajo, pegada al colchón, y entonces me penetró analmente, sin mi consentimiento, con mucha fuerza, y empecé a gritar que parara, (dije) que me dolía pero él siguió con más fuerza», relató Otero ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°9.
El abogado querellante de Otero, Matías Busso, pidió una pena de nueve años para Carrasco al entender que el hombre «vulneró su esfera de espacio sexual» de Otero, y que «no pudo no haber escuchado los gritos y no haber visto las lágrimas».
Además, Busso presentó como prueba de admisión de culpabilidad un chat de Facebook en el que Carrasco expresó: «Sentí culpa por haberte tratado mal».
Dos peritos del Cuerpo Médico Forense, la psicóloga Adela Orgatti y el psiquiatra José Luis Covelli, entrevistaron a Otero y coincidieron en la existencia de un «desborde emocional» y una «situación de estrés».
Otero reveló que Carrasco la asedió a través de las redes sociales hasta un año después del episodio.
La otra denunciante es una joven que pidió que su identidad se mantenga reservada. Ella también reveló que fue víctima de un abuso sexual por parte de Carrasco, ocurrido en 2013 en el departamento que el periodista (hoy radicado en Paraná, Entre Ríos) alquilaba en la calle Uriarte al 2400, en Palermo.
La joven denunció que Carrasco la obligó a practicarle sexo oral hasta que le produjo «náuseas» y la sometió a humillaciones por no acceder a sus deseos.
El juicio pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles 11 de septiembre a las 12.30.

Comentarios Facebook