Silvina Luna tuvo que dejar
El Hotel de los Famosos por
un problema de salud

Silvina Luna había comentado el fin de semana que sintió falta de aire durante una de las pruebas físicas en El Hotel de los Famosos, cuando se enfrentó al desafío del laberinto, de alto impacto aeróbico. Aunque intentó permanecer en el reality de El Trece conducido por Carolina Pampita Ardohain y Leandro El Chino Leunis, la noche del jueves le contó a sus compañeros que se haría algunos análisis porque el malestar continuaba. Cuando los resultados llegaron, la ex Gran Hermano confirmó que abandona la competencia por recomendación médica, ya que su salud no le permite continuar.
Durante el día Silvina visitó varias veces el spa del complejo, pero no para relajarse, sino para recibir asistencia de una enfermera que tomó algunas muestras de sangre para analizar su estado general. Todo quedó registrado ante las cámaras, y mientras aguardaba las novedades, charló con Majo Martino sobre lo ocurrido: “Ayer me empecé a sentir peor y cuando me revisaron la presión me dio alta, y yo no suelo tener presión alta nunca; además seguro me deshidraté durante el juego del otro día, porque tenía la boca muy seca”.
Cabe recordar que Luna arrastra las secuelas producidas por la intervención en los glúteos que se realizó en manos del doctor Anibal Lotoki y por las que el médico fue condenado a cuatro años de prisión por “lesiones graves” en una denuncia conjunta que la modelo inició junto a Stefy Xipolitakis, Pamela Sosa y Gabriela Trenchi. Incluso un tiempo atrás reconoció que lleva ocho años tomando corticoides y haciendo tratamientos alternativos para evitar las internaciones.
Sin embargo, los sentimientos encontrados la invadieron cuando volvió al sector de spa para recibir los resultados de los análisis médicos. “Qué mal, qué mal todo, este valor está altístimo, ay no…no me quiero ir”, expresó al borde del llanto. Después de comunicarse con su doctor llegó a la conclusión de que no sería posible seguir en el programa, y fue al cuarto de huéspedes a recoger sus pertenencias.
“Me dieron los niveles elevados así que me voy a ir a internar ahora para que me nivelen. Todo bien igual, no quiero llorar”, contó mientras sus compañeros la despedían. “Igual yo ya estoy acostumbrada a esto, son episodios que tengo cada tanto, pero pensé que acá lo iba a poder sostener”, reconoció angustiada. Al tiempo que se confirmaba su salida del ciclo, volvió a utilizar sus redes sociales para expresar su gratitud, ya que su nombre se posicionaba en las tendencias de Twitter. ”Gracias por sus mensajes de apoyo y cariño”, escribió, junto a un emoji de manos en señal de rezo y el hashtag del hotel.
En noviembre del año pasado, Silvina tuvo que internarse por los problemas derivados de su cirugía estética y realizó un posteo explicando la situación. “Celebro que podamos de-construir estereotipos y mostrarnos como somos. Poder conectar con nuestro valor interior. Nadie absolutamente nadie, es igual a vos y ese es tu gran poder, el de todos, la autenticidad de cada uno de nosotros ¿Cuántas cosas hacemos por alcanzar ideales de belleza, poniendo en riesgo nuestra vida y nuestra salud?”, cuestionó.
Y luego explicó: “Suelo mostrarles cosas lindas en Instagram, pero hoy decido compartirles esta otra parte de mi día a día. Cada tanto necesito internarme, mis niveles de calcio suben y mis riñones no funcionan bien. Tiempo atrás cuando solo me identificaba con el cuerpo, intentando alcanzar estereotipos de belleza con exigencia y lograr cierta perfección, me metí en una que me cambió la vida”.
“Hoy, lejos de victimizarme, elijo atravesar esto de pie como guerrera que soy, es mi lucha, y seguiré sin perder la alegría”, destacó. En ese sentido, reveló las consecuencias que aún hoy padece. “Es una condición que me acompaña, es prioridad sí, pero no me determina, elijo todos los días construir felicidad, agradecer por esta vida y entender que soy mucho más grande de lo que me pasa. Obviamente me hubiese gustado tener esta sabiduría antes de esa mala elección que tomé”, señaló. Y se mostró esperanzada: “Sigo creyendo, en qué aparecerá la medicina indicada, los médicos, la tecnología para poder subsanar todo esto, sigo aprendiendo a vivir con la incertidumbre de no saber cómo va a evolucionar, pero tomando cada día como un regalo”.

Comentarios Facebook