Violencia de género: la mayoría de las denuncias se hacen cuando la situación ya es de alto riesgo

Luego de que el martes último se celebrara el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Marta Portillo quien está a cargo de la Oficina de Violencia Intrafamiliar en Formosa, en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló sobre el informe parcial que presentaron desde el poder judicial y que da cuenta que hasta el 15 de noviembre de este año se denunciaron casi 1500 casos de violencia de género en la provincia.
«Estos números son a nivel provincial, si se toman esos datos estadísticos sale que más del 50% de las causas son de capital, de las oficinas de violencia que tenemos en la ciudad capital, la del centro y la otra que está en el Circuito Cinco en el Juzgado de Paz N°3», explicó.
Asimismo aclaró que estos datos «son un corte estadístico que se hace hasta el 15 de noviembre, justamente la ley de violencia establece en su articulo 37 que tenemos que tener registros, datos estadísticos de esta problemática y desde el año 2012 el Poder Judicial de la provincia comenzó a desarrollar un programa propio donde todas las oficinas de violencia tenemos que cargar en esa base de datos todas las personas que pasan por la oficina a asesorarse, pedir orientación y/o hacer sus denuncias de violencia».
De la misma forma explicó que en las jurisdicciones que no cuentan con oficinas de género, las denuncias se hacen en los Jugados de Paz. «En la ciudad capital tenemos dos oficinas de violencia que atienden las 24 horas, otra en Clorinda que ya tiene el Juzgado de Clorinda con el mismo sistema que en capital y después tenemos otra oficina en Ingeniero Juárez, está próxima a inaugurarse la de Las Lomitas con el edificio nuevo, hay una propuesta para el Juzgado de Laishí también como va creciendo esta problemática más se denuncia, entonces piden creación de más oficinas para que el Juzgado de Paz tenga a su disposición un equipo interdisciplinario y que evalúe a las personas que van a hacer la denuncia, evaluar es en relación a hacer el informe de riesgo para que pueda ordenar las medidas».
En ese marco aseguró que el 84% víctimas son mujeres «el mayor porcentaje de victimas son mujeres, pero también hay mujeres victimarias pero en menor medida».
Además Portillo se refirió a que también está nucleado en esta cuestión las parejas de igual sexo donde esta problemática es mucho más difícil. «También trabajamos la violencia intragénero en parejas igualitarias, el noviazgo igualitario, la pareja de varón-mujer, mujer-mujer, varón-varón, en todos los ámbitos se ven las cuestiones de violencia, pero estas parejas igualitarias en realidad son doblemente vulneradas porque primero en su condición aceptar ir a denunciar es para ellos un gran desafío, pero de a poco vamos avanzando, el año pasado tuvimos dos causas en capital de violencia intragénero, lo importante es que denuncien».
Portillo explicó también que hoy en día gracias a la concientización que existe, más gente se anima a denunciar. «Hay mayor capacitación entonces la mujer se concientiza y va y denuncia, el tema de violencia siempre existió, la doctora Eva Giberti en las capacitaciones del año 2000 decía que la violencia era la pandemia del nuevo siglo y efectivamente la gente va denunciando, creo yo que toma más consciencia de su vida, sus derechos, se concientiza en el derecho a una vida libre de violencia y es lo que hace que vaya y denuncie, son muy pocos los casos donde la mujer va y denuncia ante el primer hecho de violencia, la que llega a la justicia son situaciones crónicas y de muchos años de violencia, ya en situaciones cuando son los hijos los que interceden para que no le peguen más a la mamá o cuando hay cuestiones de salud de las mujeres, son los momentos donde van y deciden hacer sus denuncias y ahí avanzan las medidas de protección».
Asimismo acotó que «la mayoría de las denuncias son ya ante una situación de riesgo alto, en una situación de violencia crónica de muchos años lo cual es más preocupante, es una construcción cultural esto de que la mujer tiene que aguantar, que el marido va a ser así, que ya va a cambiar, que cuando vivan juntos, que cuando tengan un hijo y la mujer con todos estos mitos y creencias sigue en una relación que en realidad si no se busca ayuda y se rompe ese ciclo de violencia, no va a tener ese cambio, el hecho puntual es que la autoridad judicial dispone el cese de ese ciclo de violencia y que la señora y el varón vayan a los programas socioeducativos, no es que queremos que todo el mundo se separe sino que el hombre debe aprender a vincularse, relacionarse sin violencia, desde otro lugar».
Seguidamente aseguró que todos los casos «se pasan a judiciales, los números de la estadística son de causas judiciales donde se disponen medidas, la exclusión del agresor, lo saca de la casa provisoriamente, le prohíbe acercarse al domicilio donde está la mujer con los hijos o donde está la madre porque también tenemos adultos mayores victimas de violencia por parte de sus hijos, esos ya son expedientes formados donde el juez dispuso una medida, ordenó una o más medidas de protección».
Para finalizar se refirió a si existe un aumento en la cantidad de denuncias que reciben, «para fines de octubre ya teníamos el mismo porcentaje de causas del año pasado es decir que lo que es noviembre y diciembre ya es de más a lo que fue el año pasado, cada año se va incrementando, también vinieron bien las capacitaciones con la Policía porque en esto que la Policía toma los contravencionales y donde ve situaciones de violencia, ellos mandan a la oficina para que se tomen las medidas, se hace una intervención temprana. Lo importante es que a estas denuncias las comisarías las recepcionan y nos mandan por mail, es una cuestión de agilizar los tiempos para que a la brevedad se le pueda dar una solución, una medida de protección».

Comentarios Facebook