A 46 años del ataque al RIM 29, se realizó homenaje a los héroes

El gobernador Gildo Insfrán presidió el acto conmemorativo del 46 ° aniversario de la defensa del Regimiento de Infantería de Monte 29 Coronel Ignacio José Javier Warnes y “ Día del Héroe Formoseño”, en la plaza de Armas de la Victoria, a la que asistieron familiares de caídos, ex soldados veteranos y el pueblo de Formosa.
Lo hizo junto al vicegobernador Eber Solís, el intendente comunal Jorge Jofré, al jefe de la primera división del Ejército, general de Brigada Diego López Blanco y al jefe del Regimiento, teniente coronel Jorge De Senzi.
Tras la entonación de los himnos, un sacerdote bendijo la campana del “Héroe formoseño” donada por la ciudadanía, elemento que fue dejado inaugurado por las autoridades, un veterano y el hijo del soldado Víctor Sanabria, caído en la defensa del regimiento. Seguidamente, De Senzi realizó cinco toques de campana, en referencia a la fecha conmemorativa.
Luego se tomó revista al Regimiento de Monte 29 y un minuto de silencio para quienes dejaron su vida en defensa de la unidad militar el 5 de octubre de 1975: subteniente Ricardo Massaferro, sargento Primero Víctor Sanabria, soldados Antonio Arrieta, José Coronel, Heriberto Dávalos, Hermindo Luna, Dante Salvatierra, Ismael Sánchez, Tomás Sánchez, Edmundo Sosa, Marcelino Torales, Alberto Villalba y el agente de policía Neri Alegre.
Al hablar frente a los presentes, De Senzi realizó un detallado relato de aquel fatídico domingo y la heroica defensa que ejercieron los soldados de su cuartel.
“Participaron en distintos modos las fuerzas de seguridad y policiales, y especialmente el pueblo de Formosa a través de los médicos y enfermeros, que corrieron presurosos al hospital, y de los vecinos que se agolpaban en largas colas, para donar sangre. Aprovecho para recordar a un gran hombre, querido por el pueblo y condecorado por el Ejército Argentino que nos dejó este año, el doctor Alberto Zorrilla, médico de guardia que salvó vidas aquel día”, subrayó.
Reconoció a los ex soldados combatientes de la clase 1954, “muchos de ellos nucleados en el Centro de Veteranos del 5 de Octubre” por su acompañamiento permanente, relación con la unidad y a los familiares de los caídos.
“Es nuestro profundo deseo que encuentren paz en sus almas y que tanto dolor encuentre en parte alivio al ver concretada la compensación en marcha para soldados y heridos” enfatizó.
Agradeció al gobierno provincial, especialmente al gobernador Gildo Insfrán por su acompañamiento permanente en la causa de toda Formosa, de todo el Ejército Argentino y que trascendió a la sociedad, destacando que por iniciativa del primer mandatario, la Legislatura aprobó la Ley 1612 que instituye el 5 de Octubre como Día del Héroe Formoseño, en reconocimiento a los muertos, en defensa de la Constitución y del Regimiento de Monte 29.
“Nos encontramos reunidos para honrar la vida y el sacrificio humano como manifestación de amor supremo a la Patria y el prójimo, recordando fervorosamente a nuestros muertos en combate, como un deber ciudadano inexcusable asumiendo esta responsabilidad docente con la historia, con el presente y el futuro del Ejército y la República” señaló.
Pidió aprender las lecciones de la historia: “la paz viene de la justicia, pero la justicia verdadera se construye siempre desde la verdad. Solo en la paz, unidad y con objetivos compartidos que nos incluyan a todos sin excluir a nadie, encontraremos el camino hacia la grandeza, para ser una gran Nación, como lo merece el pueblo argentino”.
“El combate de Formosa nos ejemplifica que siempre habrá un soldado argentino dispuesto a defender las instituciones de la Patria, aún a costa de su vida, hasta el último cartucho” expresó.
Testimonios

Antes del acto, Gabriel Orue, ex veterano y oriundo de Riacho He Hé. Aquel domingo se encontraba de guardia como todos, aunque aclaró que “a nosotros nos agarraron sin armas, al lado de mi compañía estaba el soldado (Hermindo) Luna que se defendió heroicamente hasta que lo mataron”. Detalló -entre lágrimas- que fueron 15 minutos de ataque y que se siente orgulloso de haber formado parte, a pesar de haber sido un día fatídico.
Recordó al soldado Herminio Luna como un hombre de mucho valor, y de manera contundente dijo que “fue el héroe que no se entregó”.
Por su parte, Mirta Norma David, viuda del agente de policía Neri Alegre, que perdió la vida aquel 5 de octubre, muy emocionada expresó que “para mi él está vivo eternamente, lo siento presente cada minuto, porque dio la vida por todos nosotros”.
Rememoró aquel domingo mencionando que su esposo, yendo al Aeropuerto, se despidió de ella y sus hijos (Maricel de 3 años y Ariel de 1), y un par de horas después recibió la triste noticia. Agradeció a Dios, a su familia y los compañeros de trabajo del Regimiento que siempre la acompañaron y prometió continuar concurriendo a los actos en homenaje a los caídos hasta que su salud la acompañe.

Comentarios Facebook