Argentina no se baja de la organización de la Copa América

En las últimas horas arrecieron los trascendidos respecto a que la Argentina, por cuestiones sanitarias, declinaría organizar el evento junto a Colombia. Sin embargo, altas fuentes del Gobierno argentino, del colombiano y de Conmebol confirmaron a Doble Amarilla que la organización sigue en pie y que esta semana, por ejemplo, se avanzaron con inspecciones a los estadios. ¿Por qué y de dónde surgieron las dudas?, ¿se jugará con algo de público?
“De ninguna manera hay modificaciones. Argentina no se baja de la organización de la Copa América”. La frase pertenece a un altísimo funcionario del Gobierno Nacional que le desmiente a Doble Amarilla las informaciones que fueron publicados por la prensa colombiana y que hicieron sonar las alarmas en todo el continente.
La situación sanitaria en el país es complicada, principalmente en el AMBA (Ciudad de Buenos Aires y parte del conurbado). La segunda ola, en pleno desarrollo, empezó a mostrar números alarmantes. El jueves el ministerio de Salud anunció más de 27.000 casos y 537 muertes producto del covid19 en sólo 24 horas. Se proyecta que en mayo y junio se dé el pico de casos, mientras desde el ejecutivo intentan acelerar la llegada de vacunas, principalmente, provenientes desde Rusia y China.
Ante este contexto y, por las últimas restricciones implementadas, comenzaron a surgir rumores respecto a un inminente anuncio por parte del gobierno nacional de que se desistía de organizar el torneo de selecciones continental. Esos trascendidos, fueron tajantemente descartados tanto por el gobierno de Alberto Fernández, como por el colombiano. También por Conmebol y por la AFA.
Tres fuentes de primer nivel del Gobierno argentino negaron que se haya tomado una decisión tal. “La Copa América no es sólo un evento deportivo, sino que es una oportunidad para los países. No es cierto que Argentina desista de ser sede”, comentan a desde uno de los ministerios involucrados en la organización Doble Amarilla.
Sin embargo, lo que sí está prácticamente descartada es la presencia de público. “Hoy no están dadas las condiciones para que haya hinchas. Y en caso de que pueda hacerse, el aforo sería mínimo”, asegura una de las fuentes. Además, en el país, hasta el momento, las fronteras están cerradas para el turismo. Algo similar ocurre en Colombia que, hace unos días, había anunciado que los partidos no van a poder ser con hinchas presentes.
Desde Colombia también desestiman ser los únicos organizadores de la Copa. “No hay comunicaciones entre gobiernos al respecto. Por ahora, sólo rumores. La Copa América sigue firme entre las dos naciones”, asegura a Doble Amarilla Ernesto Lucena, ministro de Deportes de Colombia.
En Conmebol, también descartan cambios en la organización de la Copa y confirman que esta semana se dieron pasos clave en varias de las sedes argentinas. “Hubo inspecciones al estadio de Santiago del Estero, se está trabajando en Mendoza y hay inversiones en marcha. No hay ningún indicio que dé a entender que Argentina se va a bajar. Es más, todo viene marchando bien”, señalan.

Las decisiones

Ante los rumores, el día jueves hubo nuevas comunicaciones entre Conmebol, AFA y el gobierno argentino en la que no sólo se desmintió la salida de argentina, sino que se trabajó en los próximos pasos.
Un dato no menor tiene que ver con las últimas decisiones tomadas por desde Jefatura de Gabinete respecto al fútbol sudamericano. La semana pasada se decidió que los partidos de fútbol que se disputan en el territorio de AMBA no se puedan terminar después de las 20. Esa medida incluía a los encuentros de Copa Libertadores y Copa Sudamericana. Sin embargo, 24 horas después de esa medida, Conmebol consiguió una excepción para sus competencias bajo el argumento de que podrían incumplir con los acuerdos televisivos y comerciales asumidos.
Otra decisión clave fue que, pese a las nuevas restricciones respecto a los viajes al exterior y a los ingresos al país, Argentina mantuvo a los deportistas con un status de “exceptuados a la normativa”. Esto se da, principalmente, por los buenos resultados que vienen dando las burbujas aplicadas por Conmebol, algo clave para la Copa América.
¿Y si la situación epidemiológica se dispara? Tanto en los gobiernos como en Conmebol tienen en claro que esto es mes a mes. Actualmente, ni en la proyección hay un panorama como para una cancelación. “La previsión en ambos países es que la pandemia va a continuar y que hay une nueva ola, pero no se observan condiciones que hagan pensar en una suspensión de la Copa América. Ya llevamos un año de pandemia y aprendimos mucho sobre como adaptar las competiciones a esta realidad”, aseguran.

Comentarios Facebook