Bomberos argentinos viajarán a Brasil para combatir los incendios en Amazonas

Gustavo Nicola, titular de la Coordinación Única de Operación (CUO) de Bomberos Voluntarios, informó que por el momento viajarán 22 desde Córdoba y Santa Fe.
El Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios está «en alerta amarillo» por los incendios en la Amazonia y se pusieron a disposición «366 bomberos» de los cuales viajarán 22 en las próximas horas. Gustavo Nicola, titular de la Coordinación Única de Operación (CUO) de Bomberos Voluntarios dio a conocer la decisión.
«Todo el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios está en alerta amarillo», aseguró Nicola a Télam. El dirigente puntualizó que el pedido de relevamiento fue por parte de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación a cada provincia y que «minuto a minuto» la lista de bomberos voluntarios para colaborar en Brasil «va aumentado».
Un comunicado difundido por Bomberos Voluntarios de la República Argentina señala que «luego de recibir el informe con el relevamiento de 366 brigadistas equipados y listos para partir cuando les sea indicado, esta mañana el gobierno nacional, a través de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación, solicitó a la Coordinación Única de Operaciones (CUO) de Bomberos Voluntarios el envío de 22 bomberos voluntarios especialistas en incendios forestales para ponerse a disposición de las autoridades de Brasil y formar parte de los equipos que están trabajando sin descanso en las zonas afectadas».
«Son bomberos voluntarios de todo el país, principalmente de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza y Tucumán. Estamos recibiendo minuto a minuto los nombres de más bomberos disponibles, creo que superaremos los 400», precisó Nicola.
Si bien afirmó que la cifra de voluntarios ronda los 400 bomberos, el Ministerio de Seguridad de la Nación sólo le solicitó la colaboración de 20 brigadistas en esta primera etapa.
«Los convocados poseen experiencia en incendios forestales. Todos están capacitados y entrenados para combatir este tipo de incendios», señaló.
El titular del COU indicó que «solamente en Córdoba, son más de 3 mil bomberos voluntarios que tienen experiencia en incendios forestales», y que «por la demografía de cada provincia, la cantidad se replica en distintas provincias» y dijo que aún no conocen «el día que partirán ni a que zona de Brasil viajarán».
«El destino todavía no lo sabemos. Viajaremos entre mañana y pasado. Estamos preparando la documentación de cada bombero. Hoy se vacunaron contra la rubéola, hepatitis, tétanos y fiebre amarilla, que son las vacunas de rigor para viajar», indicó.
Al ser consultado sobre las condiciones que afrontarán en el amazonas, Nicola fue cauto y destacó el profesionalismo y la experiencia de todos los bomberos voluntarios que se encuentran en el relevamiento realizado.
«El clima puede complicar un poco porque es cálido, de altas temperaturas, pero todos los bomberos tienen experiencia. Somos conscientes y no mandamos un bombero a morir», afirmó.
Y agregó: «Lamentablemente no se está enviando toda la ayuda que pusimos a disposición para los incendios del amazonas, ya que sólo va un contingente de 20 bomberos».

Indignación mundial

Los incendios provocaron una ola de indignación mundial y son un tema de preocupación en la cumbre del G7 en Biarritz, Francia.
Los líderes de las potencias mundiales reunidos en la cumbre acordaron ayudar a los países afectados por las llamas «lo más rápido posible», manifestó el presidente francés, Emmanuel Macron, este domingo.
«Estamos todos de acuerdo para ayudar lo más rápido posible a los países afectados por estos incendios», agregó.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro británico, Boris Johnson, que asistieron también a la cumbre, ofrecieron también la asistencia de sus países.
La inscripción en la agenda del cónclave de esta crisis, sin participación de los países de la región, provocó la furia de Bolsonaro, quien denunció una «mentalidad colonialista fuera de lugar en el siglo XXI».
Sin embargo, su ministro de Defensa, Fernando Azevedo, dijo el sábado que «cualquier ayuda es bienvenida (…) la vamos a evaluar».
Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este domingo su disposición a recibir la ayuda internacional para combatir los incendios forestales en la Chiquitanía, en el sudeste de Bolivia, fronteriza con Brasil, y comunicó su decisión de suspender su campaña electoral mientras dure la emergencia.
El papa Francisco también se mostró el domingo «preocupado» por los incendios que devastan la selva de la Amazonía, a la que describió como «pulmón vital para nuestro planeta».
A pesar de que el 60% de la Amazonía está en Brasil, la selva también abarca partes de otros siete países: Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, así como la Guayana Francesa, un departamento de ultramar de Francia.

Comentarios Facebook