Caso Jonathan Lezcano: esperan la notificación del Juez para que el perito tome parte

En diálogo con el Grupo de Medios TVO, Susana López -madre de Jonathan Lezcano- contó cómo continúa la causa que investiga la muerte de su hijo, además confió que lograron conseguir un perito para que ayude en la investigación y para ello aguardan la autorización del Juez. «La causa sigue en la nada, con los menores imputados por homicidio simple agravado y el mayor casi libre», comenzó diciendo.
Seguidamente agregó que «con ayuda de la Fundación Unidos por el Dolos pudimos conseguir al perito Enrique Prueger y exigimos que den lugar a la autorización».
«Queremos que el perito tome parte e investigue, porque a mi hijo antes de matarlo lo torturaron, le pegaron, lo apuñalaron, le rompieron la pierna y luego le dieron un golpe en la cabeza para dejarlo morir lentamente. Después lo arrojaron en un baldío. Estos dementes no pueden estar libres», sostuvo.
«Esperamos la notificación del Juzgado para que el perito tome parte para poder investigar, no sabemos por qué se demoran tanto», agregó López.
Expuso que lo único que busca es que el caso se «esclarezca» y que los responsables paguen. »Es un sufrimiento todos los días no saber qué pasó en esa casa, es decir, sé lo que le hicieron a mi hijo, pero falta el porqué, porqué tanta saña. Quiero que sus asesinos paguen, ellos tienen que estar presos».

Hipótesis

Al ser indagada de que cree que pasó respondió: «yo sigo manteniendo mi hipótesis porque a mi hijo lo encontraron completamente desnudo, entonces creo que lo abusaron por eso lo tuvieron que callar».

La causa judicial

«Ahora se está moviendo, pero después entran en feria y tengo que esperar hasta el año que viene y es una tortura, no es justo. El dolor que tengo es inmenso», asintió la mujer.
Finalmente confió que su abogado realizó una presentación para que «estos menores cuando cumplan 18 años vayan presos, quiero que estén en la cárcel hasta el día del juicio».

El caso

Jonathan Lezcano tenía 16 años cuando el 9 de agosto de 2018 desapareció en circunstancias que se dirigía desde su casa al colegio al que asistía, la EPET Nº 2 de esta capital. Fue buscado intensamente por sus familiares, amigos y por la Policía, hasta que 16 días después vecinos del barrio San Miguel avisaron sobre el hallazgo de un cadáver en un baldío de la calle Leandro Alem 735.
Se comprobó que los restos encontrados pertenecían a un joven de entre 13 y 18 años y que la data de muerte sería entre 7 y 21 días aproximadamente. También se estableció que se trató de una muerte violenta causada por severos traumatismos en la cabeza, pero por el avanzado estado de descomposición los peritos no pudieron determinar la identidad de la víctima. Por eso, forenses del Poder Judicial levantaron y recolectaron muestras óseas en el lugar del hallazgo, las que posteriormente fueron convenientemente elegidas, preparadas y remitidas por peritos del Laboratorio de Medicina Forense del Poder Judicial de Formosa, bajo las normas generales de resguardo y cadena de custodia de la evidencia (restos óseos) y las muestras de sangre extraídas a Susana López y Luis Alberto Lezcano, los padres de Jonathan.
La causa judicial por la que se investiga este hecho tiene a tres personas imputadas: dos menores, ambos compañeros de colegio de la víctima, y el padre de este último. Los primeros están acusados del delito de homicidio simple, en tanto el progenitor del joven fue procesado por encubrimiento.

Comentarios Facebook