Cuidemos el planeta

La gente vocifera ¡hace mucho calor!, pero la madre tierra nos pasa factura por no escuchar el grito lastimero del planeta que nos ruega que lo cuidemos entre todos, responsablemente y a conciencia como sustentación de una conversión y real transformación de nuestro hábitat, más allá del derrumbe irremediable de la civilización materialista y hedonista que pareciera arrastrarnos hacia su propio caos.

Comentarios Facebook