Fernández viaja a Yacyretá, en medio de reclamos por cierre de paso fronterizo

El presidente Alberto Fernández se reunirá este lunes con su par paraguayo, Mario Abdo Benítez. Primero recorrerán la zona de obras en que la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) construye el brazo de la represa Añá Cuá, y luego viajar a la localidad paraguaya de Ayolas, donde cumplirán una agenda institucional. Se trata de una visita que genera expectativas en la región, en medio de una creciente tensión entre ambospaíses, por el cierre del paso fronterizo Ayolas-Ituzaingó, única vía terrestre que se mantiene inactiva e impide el ingreso a la Argentina.
El mandatario argentino arribará a las 11 al aeropuerto internacional de Ayolas con una comitiva reducida de menos de 10 personas. Allí lo recibirán Abdo Benítez e integrantes del gabinete paraguayo, autoridades de Yacyretá y legisladores nacionales de nuestro país. Tras la recepción, los presidentes se trasladarán a la central hidroeléctrica Añá Cuá, que ampliará entre un 9 y un 20% la producción de energía de Yacyretá, y serán recibidos por los gerentes de obra: el ingeniero Fabián Ríos -exintendente de Corrientes- y por el ingeniero Carlos Yorg, de Paraguay, con quienes recorrerán la obra. Más tarde, ambos mandatarios regresarán a Ayolas donde Abdo Benítez y Fernández encabezarán un acto de entrega de viviendas y títulos de propiedad.
La agenda contempla encuentros bilaterales en la residencia presidencial de Paraguay, emplazada en la Isla Yacyretá, y un posterior almuerzo.
En esas reuniones se cifran las expectativas sobre posibles soluciones al reclamo paraguayo y del gobierno de Corrientes, que buscan la reapertura del paso internacional Ituzaingó-Ayolas, que viene siendo demorado por los trabajos en la represa de Aná Cuá. “Fernández tendría la voluntad de abrir el paso fronterizo. Esa es la versión que nos llegó desde el vicepresidente, Hugo Velázquez, luego de su visita a la ciudad de Buenos Aires”, dijo el intendente de Ayolas, Carlos Duarte, en declaraciones a una radio .
La posible reapertura del paso fronterizo fue un tema de conversación entre Fernández y Velazquez, el pasado 16 de mayo, cuando el Presidente recibió en Olivos al vicepresidente paraguayo.
El cierre de la frontera, que se decretó tras declararse la pandemia de coronavirus, forma parte de un áspero debate político puertas adentro de la provincia de Corrientes y la zona sur de Paraguay, y que escaló a mediados de abril. Sobre todo porque la Entidad Binacional Yacyretá había anunciado que abriría el paso el 18 de ese mes. La promesa no se cumplió porque, según el mismo organismo, las obras de ampliación de la represa en Aña Cuá lo impiden.
Producido el reclamo por el cambio de posición, la directora de Migraciones, Florencia Carignano, rechazó cualquier posibilidad de capricho político en la no habilitación del paso Ituzaingó-Ayolas.

Comentarios Facebook