La verdad detrás de la foto de Alfano con Brad Pitt: «Cuando lo vi, se me cayó la mandíbula»

Corría el año 1997. El joven Brad Pitt había llegado a nuestro país para rodar la película Siete años en el Tibet. Y Graciela Alfano, una de las mujeres más lindas de la Argentina, había tenido la oportunidad de conocerlo en uno de sus viajes al sur. ¿Si pasó algo entre ellos? Cualquiera hubiera pensado que sí… De hecho, días atrás, la diva subió a su cuenta de Instagram una imagen en la que se la veía muy cariñosa junto al galán de Hollywood. Y sus seguidores dieron por hecho que entre ambos había habido una relación sentimental.
Sin embargo, luego de que la foto en cuestión se hiciera viral, Alfano se sinceró con Teleshow y reconoció todo se había tratado de una broma. “Fue un chiste. En realidad, se trató de un montaje que hizo un amigo mío. En la foto original, Brad está con Jennifer Aniston, pero quedó tan bien porque ella tiene casi la misma contextura física que yo. Y la gente se la creyó. Pero nosotros la hicimos sólo para divertirnos en el programa”, explicó.
Graciela se encuentra trabajando en Todo puede pasar, el ciclo de entretenimientos que conduce Nicolás Occhiato por El Nueve. Y siempre busca la manera de sorprender al público. Lo curioso, sin embargo, es que su foto con Brad generó un inesperado revuelo en las redes y nadie dudó de que pudiera ser real.
“Al público le encantó vernos juntos. Esta foto debería haber sido una película, porque la gente quería creer la historia. Nosotros no pensamos que iba a tener semejante repercusión. Pero es una ficción que todos compraron. En los comentarios, me ponían que hacíamos una hermosa pareja, que tendríamos que haber tenido hijos, que yo estaba más linda que Jennifer en la foto original….”, confesó Alfano.
No obstante, aunque no hubo registro fotográfico, lo cierto es que el encuentro entre Graciela y Brad existió. “Me lo crucé en San Martín de los antes, en la calle. Yo estaba con toda mi familia. Fue en la época en la que él había venido a filmar Siete años en el Tibet, a fines de los ’90. El estaba solo, pero yo estaba casada y tenía a mis hijos chicos”, confesó Alfano.
Según explicó Graciela, por aquellos tiempos nadie andaba con una cámara de fotos en la mano, por lo que el momento no pudo ser retratado. “Fue un encuentro casual y no había selfies en esa época. Si hubieran existido los celulares, lo hubiera gastado a fotos”, aseguró.
¿Qué le pareció Brad personalmente? “¡Divino! La verdad es que te morías al verlo, porque no tenía ni un defecto. Además, tiene muchísimo carisma. No es sólo lindo, es espléndido. Es lindo pero…¡Wow! Eramos un montón de mujeres las que estábamos ese día y la verdad es que se nos cayó la mandíbula a todas cuando lo tuvimos enfrente”, reconoció la diva.
Graciela explicó que, así como conoció a Brad, tuvo la oportunidad de intercambiar algunas palabras con muchas estrellas internacionales que visitaron la Argentina, algunas de ellas de incógnito. Y que, pese al impacto que le causó el actor, ella nunca intentó volver a verlo. “Nos saludamos, cruzamos un par de palabras y me pareció increíble, pero no nos vimos más”, concluyó Alfano.

Comentarios Facebook