Olivera y Neme reclamaron libertad para trabajar y apoyo al sector privado

Los concejales Fabián Olivera y Gabriela Neme tuvieron el sábado una destacadísima participación callejera en apoyo al sector comercial que organizó un “cacerolazo virtual” para visibilizar la dura restricción que atraviesa la actividad tras una serie de decisiones del Gobierno provincial, adoptadas para intentar frenar el rebrote del coronavirus en la ciudad.
Ambos ediles fueron vistos tripulando un vehículo que era guiado por el legislador, mientras su colega aplaudía a los comerciantes que iban abandonando sus locales para agradecer el tributo de los parlamentarios comunales.
“Estamos acompañando y participando del bocinazo por las calles de la ciudad, una manera de apoyar al reclamo virtual de los comerciantes que necesitan trabajar para llevar el pan a sus casas”, describió Gabriela Neme.
“Mucha gente salió de los locales comerciales, y con aplausos y gritos expresó su adhesión a este reclamo; hay un grupo importante de personas que toman parte de la caravana”, dijo Neme, desde la butaca del automóvil, mientras esperaba que el semáforo autorice el paso.
“Hay que apoyar al que confió en la provincia, donde invirtió, formó su familia y encaró una actividad privada tomando empleados, generando dinero para cubrir sus costos fijos, y tributando para que este mismo Estado que hoy le da la espalda se nutra de sus beneficios”, sostuvo, entretanto Olivera.
“No se pide nada extraordinario, solo que se les permita trabajar, tomando todos los recaudos para enfrentar a la pandemia, como lo hacemos todos”, reafirmó el edil.

Comentarios Facebook