Padre de Fernando Báez reclamó que “no hace falta tanta investigación, porque el asesinato está grabado”

Familiares y amigos de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años que fue asesinado el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell en manos de un grupo de rugbiers que lo atacó a golpes a la salida de un boliche, organizaron una colecta solidaria este domingo para recordarlo en el aniversario de su asesinato y pedir justicia. Desde el Parque Rivadavia, en Caballito, donde se montó un espacio para recibir las donaciones, Silvino Báez, el papá de la víctima, reconoció que los procesos judiciales “tienen sus tiempos y hay que respetarlos”, pero aseguró que “no hace falta tanta investigación” porque el crimen de su hijo “está grabado” en video.
“Sabemos que la investigación sigue. Uno mira en el video cómo lo mataron a mi hijo y creo que no hace falta tanta investigación, porque el asesinato está ahí grabado”, afirmó el hombre en diálogo con TN. Al momento, ocho de los 10 implicados en la causa están imputados como coautores del delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”, que contempla como pena la prisión perpetua y cumplen la preventiva en la alcaidía 3 del penal de Melchor Romero, en La Plata.
“La Justicia tiene sus tiempos y hay que respetarlos”, reconoció Silvino, pero resaltó lo difícil que se les está haciendo la espera: “Nosotros tratamos de poder sobrevivir con este dolor”.
El 17 de noviembre, con el pedido de elevación a juicio, concluyó la etapa de investigación de la causa. La Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6, a cargo de la fiscal Verónica Zamboni, acumuló toda las pruebas testimoniales, grabaciones, audios, indagatorias, filmaciones, autopsia, pericias científicas, geográficas y GPS de celulares, entre otras. Y requirió al juez de Garantías David Mancinelli que los detenidos sean juzgados por el crimen, ocurrido en la puerta del boliche Le Brique de esa ciudad balnearia de la Costa Atlántica. Ahora, el magistrado deberá definir la fecha de inicio del juicio, que -según se especula- no será antes de julio o agosto de este año.
Horas antes de que se cumpla el primer aniversario de aquella madrugada trágica en que mataron a Fernando, sus papás, Silvino y Graciela, se acercaron al monumento a Simón Bolívar, en el Parque Rivadavia, de Caballito, para poder “convertir el dolor en ayudar a otros”, según describió el hombre. Decidieron recordar a su hijo haciendo ”algo de lo que a él le gustaba, que es darle una mano a la gente que lo necesita”.
De esta manera, a las 10 de la mañana, comenzó una colecta de alimentos no perecederos, elementos de higiene y limpieza, y útiles escolares que serán entregados a la ONG 18 de diciembre y a la Fundación Marianista. La recepción de las donaciones se extenderá hasta las 19. En medio de la pandemia de coronavirus, amigos y excompañeros de Fernando del colegio Marianista organizaron el acto solidario con protocolos: todos llevaban puesto su tapabocas y desinfectaban cada producto que les acercaban.
“Tratamos de calmar el dolor que sentimos por la ausencia de Fernando”, reconoció Silvino a TN sobre por qué decidieron hacer esto en lugar de convocar a una marcha o viajar a Villa Gesell, donde murió su hijo. Y recordó: “Hace un año atrás que queríamos hacer esto, cuando se cumplieron dos meses de su muerte, pero la pandemia no nos dejó”.
En relación a la llegada del coronavirus y las medidas de restricción de circulación que se implementaron para evitar su propagación en el territorio, Silvino señaló: “Fue muy duro para nosotros. Los días de cuarentena, quedarnos en casa sin siquiera poder ir a visitar a Fernando al cementerio”.
El padre del joven asesinado por manifestó lo difícil que se les está haciendo sobrellevar la muerte de su hijo. “Desde que Fernando no está los días son todos iguales. Cada día nos sentimos más solos”, se lamentó.
Por el crimen, irán a juicio Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21). Para el fiscal todos tienen el mismo grado de responsabilidad, pero hay diferentes imputaciones, están los que participaron de la paliza criminal y los que impidieron que los amigos de Fernando y otros presentes pudieran auxiliarlo. Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, son los otros dos rugbiers que formaban parte del grupo pero que fueron liberados porque no se los pudo ubicar en la escena del crimen, y no irán a juicio.

Comentarios Facebook