“Para no ser pobres tenemos que ganar $42.000 y acá hay salarios de $20.000”

En Exprés en Radio, el secretario general de ATE- Formosa, Néstor Vázquez se refirió al pedido de aumento de sueldo para estatales que realizaron días atrás a través de una nota. “Según las estadísticas oficiales para no ser pobres tenemos que ganar $42.000, y acá hablamos de salarios de $20.000, y si nos trasladamos a los trabajadores municipales la brecha es aún más grande”, aseveró.

“Nosotros pedimos 22 % de aumento salarial, creo que es muy necesario. Teniendo en cuenta la inflación que está en un 42%, el 20% ya nos dieron en lo que cursó del año y con este 22% estaríamos cubriendo el costo de la inflación”, comenzó diciendo el gremialista.
Seguidamente indicó que si bien “hay una situación económica complicada a nivel nacional las autoridades deben mirar el sufrimiento de aquellas personas que menos ganan. Hay un proceso turbulento y nosotros tenemos que ver cómo nos acomodamos con mucha responsabilidad”.
“Según las estadísticas oficiales para no ser pobres tenemos que ganar $42.000, y acá hablamos de salarios de $20.000, y si nos trasladamos a los trabajadores municipales la brecha es aún más grande. Esas son las cuestiones que vemos como críticas y preocupantes y por eso pedimos al Gobierno provincial que vea la posibilidad de un aumento”, reconoció el mismo.
“Estamos aguardando respuestas a lo solicitado, no hay que olvidar que cuando Insfrán realizó el último aumento de sueldo se comprometió a rever el salario antes de fin de año. Si no hay una recomposición siempre vamos en pérdida y muy para atrás”, enfatizó.
A continuación, dejó en claro que creen que con un 42% se “recuperaría” parte del salario que ya se perdió porque “desde hace mucho tiempo no peleamos una mejora salarial en términos de que planifiquemos otras necesidades, siempre es muy justo para cubrir las necesidades básicas, comer y pagar las cuentas”.
Seguidamente, a Vázquez se le consultó si es que cree que en algún momento mejorará la situación en cuanto a salario, sobre todo en el interior provincial. “Mejoró un poco, comparado a lo que pasaba antes aumentó. Creo que es posible la mejora de los salarios que tiene que venir acompañada de una organización de los trabajadores, de un compromiso de asumir que las organizaciones sindicales son una herramienta de lucha, de organización”, respondió.
“Es importante que los compañeros entiendan que es necesario ir al sindicato para organizarse, conocer sus derechos y poderlos defender. Invitamos a que se organicen, que se sumen para entender que el problema de los bajos salarios es un problema de todos”, aseveró.

Bono

Por otro lado, el gremialista fue indagado de porqué tomaron la determinación de pedir aumento salarial y no un bono, como lo suelen hacer a esta altura del año. “El gobierno verá la forma y los mecanismos de ayudar a los trabajadores ante la difícil situación que estamos viviendo. El tema ahora es ver cómo hacer público, visibilizar el problema y nosotros vemos que necesitamos una recomposición salarial, el nombre puede ser bono, aumento, etc”, señaló.

Escenario nacional

Al hablar del contexto nacional aseveró: “debemos poner mucha fuerza para defender el estado de derecho, no debemos ponernos incomprensivos en situaciones que se pueden tornar difíciles, creo que debemos ser muy cuidadosos con las instituciones democráticas; en términos económicos pienso que en las últimas semanas hubo algunos hechos esperanzadores. Tenemos que tener esperanza para que nos ubiquemos en la necesidad de que lo que tengamos se distribuya equitativamente, tengo esperanza en ese sentido”.

Toma de tierras

Consultado sobre uno de los temas resonante en los últimos días, indicó que “hay que ser cuidadosos para opinar” ya que “hay que analizar el tema de la tenencia de la tierra; creo que hay una crisis habitacional y social muy grande, es como que el campo se fue a la periferia de la Ciudad y eso hay que resolver; la clase política debe ver cómo resuelve los problemas que no son algo virtual. Hay miles y miles de personas que no tuenen nada, y necesitan una solución que no es la represión”.
“Estoy de lado de los pobres y haría lo posible para que todos tengamos una vivienda y un trabajo digno”, clarificó.
Por último dijo que “hay que ponerse en el zapato de los demás” y que “el Estado es el árbitro que está en el medio, tiene que resolver los conflictos de intereses de todos; pero lo que se demuestra es que quienes manejan el Estado son los que más tienen, entonces los vulnerables no tienen posibilidad de nada, y la representación que tienen siempre es cuestionada”.

Comentarios Facebook