Quisieron usurpar una casa con gente dentro; pintaron el portón y parte del techo de otro color

Un hecho por demás insólito ocurrió en el barrio Villa del Rosario cuando unas siete personas intentaron usurpar un domicilio del lugar dejando a la familia propietaria dentro. Los usurpadores llegaron a la casa el sábado por la mañana y con total normalidad empezaron a realizar trabajos de pinturas, soldaduras de herraduras, entre otras cosas, llegando incluso a pintar de otro color la totalidad del portón y parte del techo, situación que jamás llamó la atención de los vecinos que desconocían que dentro del lugar estaba como rehén la familia, dueña del inmueble.
La Policía investiga lo ocurrido como “Hecho de secuestro” y “Toma de rehenes”. Además, se baraja una hipótesis ante lo ocurrido y que sería una deuda de vieja data que habría motivado el accionar por parte de las personas que se encuentran detenidas.
El propietario del inmueble no quiso brindar declaraciones al respecto, como sí lo hizo un vecino del lugar que conoce a la familia y asegura que viven allí desde hace muchos años.
“El sábado desde temprano veíamos como estaban pintando, soldando, cortando hierros, haciendo trabajos normales digamos lo que no nos llamaba la atención, mirábamos como trabajaban, pero nadie hacía caso porque no sabíamos lo que pasaba hasta la noche que llegó la Policía, eran más o menos 7 patrulleros, también llegó la Brigada y ahí nos enteramos de lo que estaba pasando, al parecer le quisieron usurpar la casa”, contó el poblador.
“Esto empezó muy temprano, alrededor de las 9 de la mañana, esa gente estaba trabajando en la casa, incluso toda la tarde estuvieron, ese día llegó la tormenta y ellos seguían adentro, una vez que pasó el temporal vino la Policía, ya era de noche y ahí nos dimos cuenta de que pasaba algo”, acotó.
El vecino aseguró que los dueños de la casa “viven hace muchos años acá, es un matrimonio con sus hijas. Nosotros estábamos sorprendidos, ni cuenta nos dimos lo que pasaba porque esa gente mientras trabajaba estaban normales, se reían, hacían chistes, no pensamos nunca lo que ocurría dentro”, explicó el vecino.
Aseguró que esa jornada la familia pudo ver cómo llegaron esas personas, que bajaron e ingresaron herramientas y comenzaron a trabajar, sobre todo, en pintar el portón, incluso habrían comido un asado en el lugar.
El propietario del domicilio no quiso brindar declaraciones al respecto, pero se supo que en la declaración policial consta que son los verdaderos dueños del inmueble.
Luego de varias horas de estar dentro de la casa y sin poder comer, la madre de la familia les habría pedido a los obreros poder salir a comprar algo, allí lograron escapar del lugar hasta que más tarde intervino la Policía cuando los obreros seguían dentro del domicilio.
En total hay siete personas detenidas de varias edades que van desde los 21 hasta los 71 años. Entre ellos, la familia identificó a un conocido.
Una hipótesis que baraja la fuerza policial es la situación se habría desencadenado ante una deuda de vieja data.
A varios días de lo ocurrido, los propietarios se encuentran en el domicilio realizando trabajos para volver a cambiar las cerraduras de las puertas de la casa como del portón que quedó completamente pintado de otro color, no así el techo del lugar que quedó a medio pintar.

Comentarios Facebook