Trotta se comprometió a trabajar en la “presencialidad segura”

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, reafirmó en Mendoza el compromiso de “maximizar la presenciabilidad segura en nuestras aulas a partir del inicio del ciclo lectivo fijado por cada una de las jurisdicciones”, y reiteró que la vacuna contra la Covid-19 “no es una condición indispensable pero comenzará en febrero”.
“Reafirmamos el compromiso del Gobierno nacional y del gobierno de Mendoza de maximizar la presenciabilidad segura en nuestras aulas a partir del inicio del ciclo lectivo fijado por cada una de las jurisdicciones”, dijo Trotta.
El funcionario dijo que la vacunación, a la que deben acceder 1.450.000 trabajadores docentes y no docentes de todo el país, comenzará en febrero con la intención de “priorizar a quienes trabajan en el ciclo inicial, especial y el primer ciclo de escuela primaria porque son quienes tiene mayor contacto físico con sus estudiantes”. En conferencia de prensa con el director provincial de Escuelas, José Thomas, el ministro aseguró que la vacuna contra la Covid-19 “no es una condición indispensable para el inicio de clases”, aunque admitió que “sí somos conscientes que el proceso de vacunación va a permitir intensificar esa presenciabilidad”.
En ese sentido, horas antes y en diálogo con la radio El Destape, procuró “dejar en claro que se puede regresar de manera presencial con protocolo a las aulas en marzo, situación que se va a intensificar a partir de la vacunación pero que dependerá de otro factor objetivo que son las condiciones epidemiológicas”.
“Para nosotros es muy importante priorizar el vínculo permanente con Mendoza, la articulación de la agenda educativa e inversión en infraestructura escolar”, manifestó Trotta.
“Sabemos que fue un año de mucha angustia y enorme esfuerzo”, aseguró para agradecer el esfuerzo de la comunidad educativa.
Durante el encuentro, el gobernador Rodolfo Suarez (Juntos por el Cambio), Trotta ratificó el cronograma de inicio de clases, teniendo en cuenta en primer lugar a los chicos de trayectorias débiles que no han podido acceder durante el 2020 a las clases debido a la falta de acceso tecnológico.
En Mendoza, los jóvenes con trayectorias más débiles volverán a las aulas el 10 de febrero y el resto comenzará el 1 de marzo.
Además aclaró que como todas las decisiones que se toman en situación de pandemia, están sujetas a la realidad sanitaria que tenga Mendoza en ese momento.
Asimismo, dejó en claro que se trabajará en mayor inversión para infraestructura escolar, mejoras en la conectividad, acompañamiento al personal directivo, docente y no docente.

Comentarios Facebook