Adrián Malgarini cuestionó al «sindicalismo complaciente», que acordó «moderar paritarias para tomar los salarios como variable del ajuste K»

El diputado provincial de la UCR, Adrián Malgarini, cuestionó en duros términos la «burocracia sindical justicialista local y nacional, quienes en aras de privilegiar sus mezquinos intereses partidarios y personales, nunca dudan en deponer la defensa de los trabajadores para salir a aplaudir obsecuentemente las pretensiones del presidente Alberto Fernández, de moderar paritarias sin cláusulas gatillos, que hubiese permitido la recomposición de un salario fuertemente deprimido por la fuerte inflación de los últimos dos meses y la brutal devaluación del 30%».
«Sin dudas, como sucede en Formosa, donde con la complicidad de los enriquecidos gremialistas oficialistas formoseños se pagan a sus representados los salarios más bajos del país, con gran parte de sus sueldos en negro y miles de contratos basuras, evidentemente también el gobierno nacional de Alberto Fernández, junto a los gremialistas peronistas y la patronal estatal quieren hacer recaer el ajuste en las espaldas de los trabajadores», denunció Malgarini.
«En Formosa conocemos perfectamente de esta medicina porque acá nunca se convocó a paritarias y los privilegiados gremialistas formoseños nunca reclamaron nada ni para los municipales del interior que cobran miserias ni para los docentes que trabajan para ser pobres cuando se jubilan, porque en realidad el que conduce la CGT es Gildo Insfrán», manifestó el diputado provincial.
«Desde la UCR repudiamos las políticas nacionales del ajuste brutal y del congelamiento de sueldos a jubilados y empleados en general, como también los sueldos de los formoseños por debajo de la línea de pobreza, y el endeudamiento sistemático de los empleados públicos en los bancos con mayoría accionaria del patrón estatal», expresó.
«Repudiamos las sumas en negro, los jornalizados, y monotributistas que hace años pretenden mejorar sus condiciones laborales, y también repudiamos la persecución de los empleados que por no pensar igual ideológicamente son marginados en su carrera laboral y perseguidos o despedidos injustamente, los gremialistas oficialistas están más preocupados en quedar bien con su patrón del 5° piso, que con los trabajadores de Formosa y eso se busca replicar a nivel nacional», denunció Malgarini.
«A un mes de gestión se puede observar con claridad que el gobierno de Alberto Fernández vino con más devaluación, ajuste, sumas fijas y en negro y para colmo lo está implementando con la anuencia y beneplácito de la CGT y de las CTA, lo que achatará aún más la pirámide salarial, hará desaparecer los adicionales y no llegarán a los jubilados, ya que se trata de sumas no remunerativas y no bonificables», cuestionó Adrián Malgarini.
Para finalizar volvió a cargar contra el sindicalismo oficialista calificando de «patética la conducta de los gremialistas, porque están callados sometidos a los negocios que tienen con el oficialismo nacional y provincial».

Comentarios Facebook