Arrebató un celular y escapó corriendo, pero fue atrapado por vecinos y comerciantes

Tras una espectacular persecución, comerciantes y vecinos del barrio Simón Bolívar lograron atrapar a un sujeto que le arrebató el celular a una joven y luego emprendió una rápida huida. Tras propinarle unos golpes fue entregado a la Policía.
El hecho se registró en el ingreso de un comercio ubicado en la calle Ana Elías de Canepa casi Francia, donde el delincuente arrebató el celular a una muchacha y luego corrió a toda velocidad metiéndose por los diferentes puestos, chocando todo lo que había en su paso. Fue atrapado frente a la sucursal del Banco Formosa donde a los golpes lo redujeron y luego esperaron por efectivos de la Policía para que lo demoren.
En ese marco la víctima del robo habló con el Grupo de Medios TVO sobre lo ocurrido. «Yo estaba entrando al local y esta persona me sacó el celular del bolsillo y salió corriendo, pero mis amigos lo siguieron en moto y lo alcanzaron, fue muy rápido. No podía creer, me quedé paralizada, no sabía qué hacer y mis amigos lo alcanzaron con la moto porque se fue corriendo, dio muchas vueltas», relató.
«Por suerte lo agarraron porque se fue lejos, pasó un montón de sectores corriendo y lo pudieron alcanzar con la moto. Es la primera vez que me roban por eso me quedé muy asustada, todavía estoy temblando, no podía creer porque no me dio ni tiempo a pensar, me sacó y salió corriendo como si nada y mis amigos pudieron reaccionar, la gente de acá me ayudó, son todos muy buenos, los vecinos, la gente de acá es muy buena y colaboró, se merece que lo hayan agarrado, un ladrón menos», aseguró.
De la misma forma habló un comerciante del sector, que tiene su local frente a donde atraparon al delincuente. «Yo vi que vinieron unos chicos en la moto y lo agarraron a un muchacho, no entendía lo que pasaba pero después me fui dando cuenta cuando llegó más gente y los muchachos empezaron a decir que le robaron el celular a una chica que trabaja en una ropería», contó.
«Nos sorprendimos mucho, no sabíamos qué hacer, justo estábamos sacando las cosas y tuvimos que dejar de sacar hasta que pase todo esto, que termine porque era un caos», expresó.
«Acá suelen haber muchos robos, vienen de otros lados, por ahí uno está atendiendo a la gente, ni siquiera pensas que es un ladrón y cuando uno se da vuelta ya te está robando, hay que estar como mínimo 3 personas atendiendo en un negocio porque uno se da vuelta y ya están robando de todos lados», lamentó.

Comentarios Facebook