Aseguran que disminuyeron 84% los pacientes con enfermedades respiratorias y neumonía

El director de Epidemiología y del Hospital Central, Mario Romero Bruno, reafirmó que el uso del barbijo «es más altruista que egoísta» ya que cuando lo utilizamos «estamos protegiendo al otro y el otro a su vez nos protege a nosotros”, motivo por el cual pidió fortalecer su uso, que es obligatorio en la vía pública a partir de este domingo.
Asimismo, aseguró que el barbijo previene no solamente el virus del coronavirus, sino también todas las enfermedades respiratorias que circulan en el aire. En este contexto, señaló que desde que rige el aislamiento domiciliario, en Formosa hay un 84% menos de casos de pacientes con enfermedades respiratorias y neumonía.
El especialista aclaró que utilizar el barbijo no reemplaza las demás medidas de distanciamiento social que debe ser de un metro y medio y el lavado frecuente de las manos. Lo hizo en el marco de la conferencia de prensa de este domingo al mediodía del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19.
Al referirse a casos de personas alérgicas a diferentes texturas, recomendó que el material para la fabricación del barbijo sea de algodón que “es menos alérgico”, especialmente para las personas que pueden llegar a tener algún tipo de reacción.
Asimismo, añadió que esas personas “deberán realizar el recambio del barbijo con mucha más frecuencia, para evitar tocarse la cara, lo cual hace que se pierda el efecto que se busca que es el de la protección” y consideró que el uso del barbijo “es más altruista que egoísta porque cuando lo utilizamos estamos protegiendo al otro y el otro también a su vez nos protege a nosotros. Así, logramos una transmisión de menos del 1,5% cuando todos usamos barbijos».
Al mismo tiempo, hizo notar que existe la costumbre de llevarse las manos a la cara, algo que «debemos tratar de disminuir”, remarcó el especialista, certificando que de acuerdo a estudios realizados: “Las personas se tocan la cara hasta 23 veces por hora y 500 veces en 24 horas. La mitad de las veces se están tocando en los lugares que son puerta de entrada del virus, como los ojos, la nariz y la boca», por eso pidió enfáticamente evitar esta costumbre “lo más posible que se pueda”.
Fundamentó que la intención con el uso masivo del barbijo en la vía pública es para “generar una costumbre que nos ayude a proteger a las personas del virus”.
No obstante, señaló que no solamente previene el contagio del coronavirus, sino también todas las enfermedades respiratorias de vía aérea, ya que consideró que está demostrado el efecto que está teniendo el aislamiento domiciliario con una disminución de todas las enfermedades respiratorias en Argentina.
“Y en Formosa tenemos un 84% menos de enfermedades respiratorias y de neumonía en lo que va del año” y esto se debe, aseguró “a estas conductas que estamos adoptando, con lo cual en este momento tenemos que fortalecer el uso del barbijo, y todas las medidas de higiene de manos y distanciamiento social».

Comentarios Facebook