Barrio Namqom: originarios apedrearon auto de comerciante y también agredieron a un policía

El miércoles, pasadas las 00 horas, un comerciante de la localidad de Clorinda que circulaba en su automóvil por ruta nacional 11, a pocos metros del control del barrio Namqom fue agredido por un grupo de originarios que le arrojaron piedras causando daños en el rodado; cuando dio aviso a la Policía y los uniformados se acercaron a la zona también uno de ellos fue agredido. Según se supo se trata de una práctica común en el lugar, donde tras dañar los vehículos logran que los conductores se detengan, momento en que es aprovechado para asaltarlos.

Comerciante

Cesar Gayoso, el comerciante agredido contó al Grupo de Medios TVO que «cuando volvía de Formosa, en el último reductor de velocidad sobre la Ruta Nacional 11 vi a un grupo de originarios al costado y en ese momento recibí una lluvia de piedras».
Y continuó: «llegué hasta el control policial donde di aviso de lo ocurrido y me informaron que generalmente a la noche suelen tirar piedras a los automóviles».
«No sufrimos daños físicos solo materiales. Estuve dos horas más o menos para poder realizar la denuncia porque cuando los uniformados fueron a verificar el lugar también los agredieron», aseveró.
«Los daños alcanzan los 50 mil pesos, da bronca que ocurran estas cosas, ojalá se haga algo para que nos suceda más», expuso el hombre.

Agresión a Policías

Por otro lado, el Subcomisario Carlos Vera, de la Policía de Formosa, comentó que también un efectivo resultó lesionado por este grupo de inadaptados.
“Alrededor de las 00.10 horas de ayer -por el miércoles- efectivos tomaron conocimiento de un hecho de agresión con piedras a un automovilista sobre la Ruta Nacional 11. Fue entonces que se tomó intervención sobre un grupo de originarios que realizaban este acto vandálico, estaban ubicados a unos 200 metros del control caminero; eran 20 personas aproximadamente con armas blancas y elementos contundentes».
«A raíz de la denuncia del comerciante agredido, los uniformados se dirigieron al lugar y cuando descendieron del vehículo también fueron atacados a tal punto que el Comisario Alfredo Garro sufrió lesiones leves; en esa circunstancia se efectuaron disparos al aire con postas de gomas y a partir de allí comenzó una persecución logrando detener a dos menores de edad», aseveró.
Finalmente, Vera confió que la causa judicial está caratulada como «intimidación pública y lesiones.
«Se está trabajando en el marco de la causa en la investigación del resto de las personas que estaban en ese lugar», culminó el funcionario policial.

Comentarios Facebook