Cerraron sesiones en el HCD de El colorado y el 50% del cuerpo terminó mandato

La última sesión de los concejales en el municipio de El Colorado tuvo varios aspectos diferentes, por donde pasaron las formalidades del trabajo legislativo propio y posturas distintas de sus bloques de acuerdo a la temática. Pero también la emoción fue parte del momento, ya que dos de los salientes, se conmovieron al terminar una función después de un tiempo importante. El otro condimento fue que el tercero en despedirse, enfrentó el momento con una definición de cuatro años de labor y con notas humorísticas que permitieron pasar de las lágrimas a las risas.
Formal como es habitual de un órgano legislativo, bajo la presidencia de Clara Doroñuc; se leyeron los puntos del orden del día, lo pusieron a consideración y lo aprobaron. Aprobaron también el acta de la semana anterior y en cuarto intermedio la rubricaron con la firma.
Acto seguido se dieron lecturas a los distintos despachos de comisión que en casi todos los casos se votaron luego por unanimidad. Pero para que quede claro que la oposición tiene a veces posturas diferentes, hubo despacho por separado en uno de los temas y el voto fue dividido para sentar el desacuerdo. Tras la lectura, la oposición justificó esa determinación y el oficialismo dio el punto de vista que buscó aclarar sobre el tema.
La disidencia no rompió la armonía de la última sesión, que sobre el final pasó a su faceta de emociones. Tres concejales dejaron su banca, por terminación de mandato: Eustaquia Medina del PJ habló primero con voz quebrada en llanto para agradecer y despedirse. En un ambiente ya vulnerable, Magdalena Zárate, también del PJ, se emocionó igual que la edil preopinante. Finalmente, Daniel Schellover, de la UCR, dijo despedirse satisfecho por las obras realizadas en los últimos cuatro años y porque una de sus banderas de lucha, fue apoyar que el hospital de El Colorado vuelva a hacer intervenciones quirúrgicas como hace décadas atrás, lo que se hizo.
Pero cerró con humor diciendo que lo que más va extrañar será el sueldo. Cuando el resto se reponía de la risa agregó que su intención era invitarlos (a los concejales) a un asado, pero acabamos de incluir reformas a las habilitaciones de fiestas privadas. Efectivamente ese fue uno de los temas tratados, a fin de regular estas actividades clandestinas y evitar las consecuencias de los excesos.
Por último, los ediles salientes recibieron de sus pares, placas recordatorias, donde todos compartieron y celebraron que fue una constante, debatir los temas con perspectivas particulares, pero respetar las disidencias y terminar como vecinos con la intensión común de trabajar por El Colorado.
Se espera que en días más se aborde en Sesión Extraordinaria, el pedido reciente de renuncia que hiciera el actual vicepresidente, Roberto Acuña (PJ), convocatoria que seguramente se dará a conocer desde ese órgano a medios locales.

Comentarios Facebook