Connie Ansaldi compartió las fotos de su antes y después con 10 kilos menos

Connie Ansaldi compartió a su más de un millón de seguidores las fotos de su “antes y después” con diez kilos menos y una profunda reflexión sobre la importancia de estar saludable más allá de lo estético. Su posteo obtuvo más de diez mil “Me gusta” y cientos de comentarios, fundamentalmente de mujeres que le agradecían sus palabras y que se habían sentido identificadas con ella.
“Estas primeras fotos son de hace exactamente un año atrás. Y las últimas son de la semana pasada. Estaba en Bariloche y me las trajo el teléfono con su manía de recordar cosas. Cuando las vi dije: ‘¡wow! ¿De verdad bajé tanto de peso y no me di cuenta? Y lo cierto es que sí. Un poco más de 10 kilos me separan entre un cuerpo y otro”, comenzó contando la ex panelista.
Luego aclaró que “el punto no es el peso” y explicó: “Como verán en las fotos yo me estaba divirtiendo. Me veía espléndida y hermosa como siempre y disfrutaba de la vida, tal cual acostumbro. Pero algo no estaba bien. Mis estudios no eran los mejores del mundo. Y no porque algo me diera necesaria o llamativamente mal, pero siempre estaba ahí: al borde con la glucosa, el colesterol, la Vitamina D, etc. Siempre al borde. Fue entonces cuando decidí hacer un cambio, casi un año atrás. Y ahí fue que mi salud comenzó a mejorar sustancialmente”.
“Adelgazar es una consecuencia y no al revés. El verdadero cambio está en ordenar la alimentación para que se transforme en un estilo de vida y no en una dieta forzada con el objetivo de bajar los kilos que creemos tenemos de más. Alimentación, suplementos, hacks de tecnología, meditación, sueño y mi parte más floja, ejercicio, son el combo ideal para una vitalidad real y una mente productiva en un cuerpo más sano”, continuó la influencer.
En su recorrido, la inspiraron tres personas fundamentales: “Ellos son claves en este cambio saludable. Siempre fui flaca. Kilos más kilos menos, mi cuerpo es armonioso. Pero no siempre me preocupó lo que comía. Ahora sí. Porque sé que la salud tiene efectivamente que ver con eso. Sé, que no es una cuestión de estética tener kilos de más o de menos sino que es una cuestión de cuán bien queremos vivir y cómo”.
“Todos podemos ser el cambio que admiramos en los otros porque somos el cambio en el que creemos llevado a la acción. Es solo cuestión de empezar”, cerró feliz con su presente.
En diciembre pasado la comunicadora y emprendedora había contado que tenía un anillo especial que la ayudaba a medir el sueño y estar mejor. “Me voy midiendo y cambié toda la alimentación, nunca tuve tan bien el pelo. Te mide el sueño profundo, que es el que te recupera, y el sueño REM, que es el que tenés cuando estás soñando. Significa que hay actividad (…) Mide latencia, lo que tardás en dormirte, el ritmo, que es en qué momento te dormís”.
“No dormir es el asesino silencioso. A mí es lo que más me cuesta porque yo soy nocturna, me cuesta dormir temprano, levantarme temprano, pero hay que hacer el esfuerzo y ayudarse con cosas naturales: melatonina, valeriana, té y apagar las pantallas”, agregó. Respecto a los cuidados que le hace a su piel, explicó: “No hay nada que se pueda poner afuera en la piel, si vos no lo tratás de adentro para que se refleje luminosa y se vea bien. Tengo bótox, pero eso solo te alisa las arrugas un poquito y tampoco tengo tanto puesto. Tengo 48 años, no soy una pendeja”.

Comentarios Facebook