Desde Aguas de Formosa trabajan para enfrentar la histórica bajante del río Paraná

El gerente general de Aguas de Formosa, ingeniero Alfredo Gusberti, explicó las acciones que realiza la empresa ante la grave bajante de los ríos Paraná y Paraguay, para garantizar el servicio de agua potable en la provincia.
Cabe señalar que el Gobierno nacional decretó la emergencia hídrica por 180 días en la cuenca del Paraná, que alcanza a Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires y se instó a la población ser racionales en el consumo del agua “para que todos podamos seguir teniendo agua potable”.
En este sentido, Gusberti marcó que “como todos saben, estamos enfrentando un ciclo de lluvias que marcan una problemática muy grande en las cuencas de los ríos Paraná y Paraguay, que nos va afectar”.
“La situación más compleja se vive en el río Paraná, pero el Paraguay va tener una bajante que como mínimo será igual a noviembre del año 2020”, continuó el ingeniero.
Y añadió que, para contrarrestar los perjuicios que pueda ocasionar la bajante, “se está montando estaciones de bombeo flotantes sobre el río Paraguay para poder ayudar a las tomas de agua en la captación del agua que nosotros necesitamos para potabilizarla acá en la Planta”.
Detalló que se tratan de dos tomas que buscan “introducir una instalación que permita captar el agua desde la parte más profunda del río en su situación de bajante y transportar el agua hacia la toma -como lo tuvimos que hacer el año pasado en situación de emergencia- pero hoy aprovechamos eso y lo tratamos de mejorar”.
Por último, argumentó que “si bien tenemos provisiones”, todo llegará a un “cierto nivel” y que, “evidentemente si se dan las bajantes nos estamos preparando para eso, y si hay algún tipo de inconveniente, lo tendremos que enfrentar con la solidaridad de todos cuidando el uso del agua potable lo máximo posible”.

Comentarios Facebook