El Municipio continúa con los trabajos de acondicionamiento en cementerios locales

Desde el Departamento de Cementerios de la comuna capitalina detallaron las tareas de acondicionamiento que están realizando en las necrópolis locales, especialmente en el que está ubicado en el barrio San Antonio, que ocupa un predio de vasta extensión donde se detectaron irregularidades en varias ocasiones.
Al respecto, la titular del área, Arq. Marilén Giménez, manifestó que «en una época era bastante habitual que se registren incendios en el cementerio de San Antonio, ya que existen vastas extensiones de pasto y a veces muchos familiares se retiraban del lugar dejando velas encendidas».
«Para evitar esas situaciones se creó una campaña de concientización en el lugar con carteles y charlas con vecinos, donde les solicitamos apagar las velas antes de irse; lo que también hicimos extensivo a cooperativistas que allí trabajan para que eviten colocar algún tipo de químico en el suelo que llegara a propagar el potencial incendio. Podemos decir que gracias a esas acciones hoy no estamos teniendo inconvenientes en ninguna zona del cementerio, siempre tratando de cuidar esos detalles», detalló la funcionaria.
«Por otra parte en cuanto a hechos vandálicos que ocasionalmente destruyen puertas, placas o las edificaciones mismas, los vecinos deben recurrir a la comisaría más cercana para realizar la denuncia ante un hecho de esta índole y con la misma concurrir a la Municipalidad, donde los asesores legales les brindarán las respuestas correspondientes», afirmó Giménez.
«Nosotros tenemos habilitado este cementerio para la construcción y contamos con la posibilidad de hacer la concesión del lugar; además, existe un espacio para levantar nicheras simples o familiares, panteones y para el entierro bajo tierra, éstos de costo mucho menor. Una vez otorgada la concesión, se debe contratar a un profesional para generar el plano acorde a la base que tenemos», detalló.
«A pesar de la vasta extensión que posee el cementerio no quedan muchos lugares para construir y actualmente estamos llevando a cabo un relevamiento exhaustivo porque existen muchos nichos y bóvedas abandonados, incluyendo en esto al cementerio Nuestra Señora del Carmen. En estos casos investigamos, revisamos archivos y recabamos toda la información posible para ubicar a los familiares y poder hacer una notificación para que se acerquen a la Municipalidad y regularicen sus situaciones. Si no se los llegara a ubicar por notificación, se publica un edicto donde se informan los pasos a seguir una vez agotadas todas las instancias para ubicar a los familiares», acotó la funcionaria comunal.
«Este trabajo lo llevamos a cabo en los dos cementerios, ya que existen muchas edificaciones abandonadas y proponemos que los vecinos colaboren aportando datos de familiares de los difuntos», apuntó.
Por último, Giménez destacó que «los vecinos tienen una importante participación en lo que al pago de tributos se refiere, pues nosotros contamos con serenos que trabajan toda la noche y se encargan de la seguridad de los lugares para evitar que ocurran las irregularidades antes indicadas». «Estas personas están controlando permanentemente los dos cementerios y nos ponen al tanto de todo lo que ocurre, para preservar la seguridad; de allí la importancia de la colaboración que deben realizar los contribuyentes para que sigamos maximizando la prestación de servicios y realizando distintas obras de acondicionamiento en estos lugares donde descansan nuestros seres queridos», finalizó la funcionaria.

Comentarios Facebook