El oficialismo busca avanzar con el proyecto «Compre Argentino»

El oficialismo de la Cámara de Diputados intentará este jueves en un plenario de comisiones emitir dictamen favorable al proyecto de ley de Compre Argentino, que busca mejorar los márgenes de preferencia para empresas locales en las licitaciones públicas.

Desde las 11, las comisiones de Industria y de Presupuesto y Hacienda retoman el cuarto intermedio al que pasaron y, tras agotar el debate los referentes del oficialismo, buscarán acompañamientos para conseguir el dictamen de mayoría.

Para conseguirlo cuentan con el respaldo del integrante del Frente de la Concordia Misionero, y esperan la definición del integrante de Córdoba Federal, que tendría algunos reparos en relación a la diferencia que hace el proyecto entre grandes empresas y pymes.

La reunión complementará el debate que se inició el martes pasado con la presencia de la subsecretaria de Industria, Julieta Loustau, y el director Nacional de Compre Argentino, JuliÁn Hecker.

El eje del debate estuvo centrado entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio en la incorporación del PAMI dentro de la norma, debido a que la dependencia oficial es la principal compradora de medicamentos, así como en la creación de un Fondo Fiduciario.

La iniciativa enviada en diciembre pasado por el Poder Ejecutivo contempla la posibilidad de elegir como proveedora a una empresa nacional a pesar de que sus precios se excedan -hasta un determinado tope- a las propuestas que puedan hacer compañías extranjeras.

A través de su implementación, el Gobierno estima que podría ahorrar US$ 500 millones por dejar de contratar proveedores extranjeros.

Por otra parte, el proyecto eleva las preferencias de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) nacionales de un 15% a un 20%, en tanto que las demás pasan del 8% al 15%.

Las empresas extranjeras podrán ser beneficiadas con hasta un 12% de preferencia si están integradas por capitales nacionales, mientras que también habrá un 3% de beneficio para las empresas con composición mayoritaria de mujeres, ya sea en capital social, puestos jerárquicos y plantel general.

Se estima que el 65% de los proveedores del Estado son empresas privadas nacionales, de las cuales el 97% son mipymes.

La iniciativa amplía el alcance de la ley vigente al PAMI para abastecer con capitales nacionales la industria farmacéutica y de equipamiento médico.

A través del proyecto, se desarrolla el programa de compras públicas para que el Estado financie investigaciones sobre el desarrollo de productos que necesitan.

Asimismo, la ley instaura el Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores para desarrollar sectores estratégicos, como así también crea el Fondo Fiduciario Público para el Compre Argentino, para financiar en mejores condiciones el acceso a las compras públicas.

Voces a favor y encontra del proyecto

En la reunión del plenario de comisiones de este martes, el director de Compre Argentino, Julian Hecker, aseguró que la incorporación del Pami responde a «ampliar el efecto multiplicador de que el Estado compre nacional y que eso tenga impacto en empleo, en más producción en laboratorio».

La subsecretaria de Industria, también defendió la propuesta de sumar al Pami «en función de la capacidad y poder de compra que tiene».

Desde la oposición, los diputados de JXC Martin Tetaz y Alejandro Cacace cuestionaron la reforma de ley de Compre Nacional al sostener que el Estado compra «mal y caro».

En ese sentido, Cacace dijo que «estamos tomando una decisión de que el Estado gaste más» ya que «gastará un 20 por ciento mas a lo que corresponde a los precios de mercado» y subrayó que con la reforma se van a comprar medicamentos «mas caros»

Sobre este punto, Casaretto señaló que desde Pami le informaron que ese organismo ya compra el 60 de los remedios de laboratorios nacionales y el 40% a laboratorios extranjeros.

En el inicio del debate, la secretaria Loustau dijo que el «objetivo de esta ley es poder acompañar e incrementar el poder de compras públicas que tiene el Estado, generando de alguna manera una estructura más diversificada y competitiva, y poder así avanzar en aspectos que hoy la ley no contempla».

Señaló que con esta reforma se incorpora «a sectores estratégicos e innovadores» con lo cual se va a generar «generar herramientas financieras a través de la generación de un fideicomiso; y generar espacios, como un Observatorio y Mesas de Compre Argentino».

Por su parte, Hecker señaló que «la razón del incremento va en línea con lo que está sucediendo con otros regímenes de compra, también evalúa la necesidad de subir los márgenes de preferencia para promover de mejor manera la participación de oferentes nacionales».

Agregó que la propuesta de crear un Fondo fiduciario «está planteado para atacar problemas específicos de acceso al financiamiento o de altos costos de fondeo por parte de empresas que son oferentes del Estado y de las empresas públicas. No pretende atender a todos».

Subrayó que «lo que estamos incluyendo en esta ley son varias herramientas de promoción del acceso de las pymes a las compras públicas. Una es la creación de un observatorio de Compre Argentino, donde se hacen seguimientos y monitoreos».

Por el lado de la oposición, el diputado radical Pedro Galimberti (JXC) dijo que «este proyecto no tiene un proceso o programa para el desarrollo industrial, lo que contiene es básicamente una cuestión vinculada al financiamiento y eventualmente el apalancamiento de lo que son proveedores del Estado ante determinadas circunstancias».

«Lo que encuentro en esto es un mecanismo tendiente a tratar de garantizar cómo hacer para que aquellos que son proveedores del Estado puedan sostener el financiamiento de alguna de las licitaciones», agregó.

A su turno, la diputada del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, lamentó las criticas de la oposición que hace cuatro años promovieron la ley vigente en la actualidad y señaló que se debe reformar porque «no hay posibilidad de financiar a las pymes y empresas grandes si no ampliamos los márgenes de preferencia».

«A mi no me parece inocente que los critican el fondo fiduciario son los que promovían otro país y nos acusan de que el Estado compre caro y mal. No es una ley para comprar caro sino para crear trabajo y empelo en la rol del Estado en el desarrollo del país», enfatizó Tolosa Paz.

Comentarios Facebook