La Policía abrió dos expedientes por el accionar de supuestos efectivos de «civil»

Tras la difusión de la denuncia pública de un vecino que relató que en varias oportunidades hombres de «civil» que dicen ser «policías» frenaron a su hijo para además de pedirle el DNI para identificarlo, también tomarle fotografías contra una pared y realizarle cacheos, la Policía de Formosa tomó la determinación de iniciar dos expedientes para saber la veracidad del hecho y actuar en consecuencia.
En el comunicado de prensa de la fuerza provincial indicaron: «La Policía inició un expediente investigativo a fin de establecer la veracidad de un presunto procedimiento publicado en un medio de prensa. A raíz de una publicación expuesta en un medio periodístico gráfico acerca de un presunto procedimiento realizado por efectivos policiales vestidos de civil, la Jefatura de Policía dispuso la sustanciación de un expediente preliminar y administrativo a fin de establecer la veracidad del hecho. Conforme la versión periodística, un joven habría sido interceptado por presuntos policías vestidos de civil quienes le solicitaron el Documento Nacional de Identidad para su identificación y además le habrían sacado una foto junto a una pared, a raíz de dicha situación en forma inmediata la Jefatura de Policía, de oficio, dispuso la sustanciación de un expediente judicial a fin de establecer la identidad de la víctima y en su caso recepcionar la denuncia penal por el presunto hecho narrado como así tratar de establecer la identidad de las personas que adujeron ser policías, que se encontraban de civil y sin que exhibieran una identificación como tales, por otra parte y en lo que respecta al orden interno-administrativo, se dispuso la sustanciación de un sumario a fin de establecer si dichos sujetos se trataban verdaderamente de efectivos pertenecientes a la Institución Policial, lo cual y en caso de comprobarse tal situación se tomarán las medidas disciplinarias respectivas sin perjuicio de alguna causa judicial que disponga el magistrado con respecto a tal accionar».
En contacto con el Grupo de Medios TVO, el Comisario Inspector Raúl Lugo expuso que «a raíz de enterarnos de la situación a través de las diferentes redes sociales y medios de comunicación de oficio iniciamos dos expedientes: uno es judicial para en primer lugar dar con la persona que fue víctima del supuesto hecho y así recepcionar la denuncia y tratar de establecer fehacientemente que esas personas que estaban de civil eran policía. Paralelamente a esto se abrió un expediente administrativo, en la parte interna de la Policía, para establecer o deslindar responsabilidades. La idea es justamente determinar si es así o no».
Dejó en claro que si se comprueba que esa actividad se realizó por parte del personal policial vestido de civil serán «sancionados» por la Institución, al margen de lo que le corresponde en la parte penal.
Asimismo, Lugo aclaró que «lo que relató el hombre que le pasó a su hijo no corresponde, no hay ningún protocolo ni orden que diga que en un control de rutina se les saque fotografías a las personas justamente por eso la Policía toma este accionar».
«En los procedimientos de rutina la Policía de manera preventiva puede realizar identificación de personas, como de hecho lo hace permanentemente, y es una actividad netamente preventiva, pero no está permitido tomar fotografías», volvió a reiterar.
Finalmente, el Comisario Inspector añadió que «los controles están dentro de la prevención y es para poder dar con personas con pedido de averiguación de paradero, comparendos, causas con la justicia, etc».

Comentarios Facebook