La revelación de Verónica Ojeda: “Diego quería conquistar a una chica conocida”

A lo largo de su vida, Diego Maradona siempre estuvo acompañado por una mujer en su día a día. Tuvo parejas formales y breves romances. Su última relación mediática, antes de su muerte en noviembre del año pasado, fue Rocío Oliva. Pero, según reveló Verónica Ojeda-madre de su hijo Dieguito Fernando- en el documental que Infobae presentó este sábado en todas sus plataformas digitales sobre La muerte de Maradona, el Diez tenía intencionales de comenzar un nuevo vinculo amoroso.
“Él quería ser feliz y quería conocer a una chica, y estábamos tratando de buscar la manera para que él esté bien y la invite a salir a esa chica”, fue el testimonio de Ojeda que remarca las ganas que tenía Diego de volverse a enamorar. Según pudo saber Teleshow, la joven que había tocado el corazón del director técnico de la Selección era una empresaria del mundo de la decoración que había llegado a la vida de Maradona cuando ella se presentó en una de sus viviendas para llevar adelante un trabajo.
Ese encuentro fue determinante para Diego que no pudo disimular lo que esa mujer le provocó. A partir de ese momento, él comenzó a ilusionarse con la posibilidad de volver a enamorarse. Quería verse flaco y estar lucido para poder agasajarla y seducirla como lo había logrado antes con Claudia Villafañe, la propia Verónica Ojeda y Rocío Oliva, entre otras.
Verónica Ojeda estaba entusiasmada en volver a ver al padre de su hijo enamorado y estaba diagramando un plan para llevar adelante porque quería hacer todo lo posible para que Diego volviera a ser feliz y eso sea un incentivo en pos de mejorar su calidad de vida de un hombre que pasaba sus días deprimido.
Sin embargo, la situación era reciproca porque Maradona también veía con muy buenos ojos la relación de su ex con Mario Baudry, a quien le mandó un audio de WhatsApp, días antes de su muerte.
“Hola Mario, habla Diego, sé que te parecerá increíble esto pero la veo bien a Vero, me dijo que está con vos, cuidala mucho, y de paso me cuidás a mi ángel que no tiene parangón con nada”, empezó diciendo el emblema de la Selección. Con voz bastante clara y directa, Maradona concluyó: “Mirá que yo tengo un montón de hijos pero este me va a sacar la última cana. Un abrazo”.
Durante los últimos días de Maradona con vida, ella se acercaba a la casa del barrio San Andrés de Tigre para que Dieguito Fernando comparta con su padre varias horas de charlas y juegos. “Tengo que reconocerte que sos una gran madre”, fue el reconocimiento con el que Diego destacó lo buena madre que había logrado ser Verónica, pero hizo su mea culpa por no haberla acompañado en este proceso de la crianza del menor que hoy tiene ocho años. “Me equivoqué de no haberte acompañado durante todos estos años en la crianza de nuestro hijo”, reconoció.
Verónica inicio la relación con el Diez en 2005. Ella también lo acompañó en difíciles momentos de salud y también estuvo junto a él cuando asumió como director técnico de la Selección en el Mundial de Sudáfrica 2010. En 2013 nació Diego Fernando Maradona, único hijo de la pareja. Según trascendió, la nueva paternidad habría enfurecido al Diez y habría generado la disolución de la pareja.
La relación tuvo sus idas y vueltas. La última fue a finales de 2018 e inicios de 2019, cuando Ojeda y Diego Fernando convivieron con Maradona en México, cuando dirigía a Dorados de Sinaloa. A partir de ahí volvieron a distanciarse hasta que después de un tiempo volvieron a compartir encuentros de índole familiar para compartir juntos el crecimiento del hijo que tuvieron en común.

Comentarios Facebook