Legislador municipal pidió un canal para llevar agua del Bermejo hasta Perín

El concejal de Mario Saucedo consideró “extremadamente necesaria una decisión política desde el más alto nivel de conducción institucional para terminar con el dramático problema del agua” en Subteniente Perín, tras exigir el “fin de la mala política donde cada espacio prioriza sus propios intereses, relegando las necesidades de quienes confiaron en las promesas para ponerlos en un lugar de lucha pública”.
“Lo que necesitamos es que el Gobierno provincial encare acá un proyecto similar al que viene ejecutando a la vera de la ruta nacional 81, donde un acueducto está transportando agua desde el Bañado La Estrella hasta varios pueblos, donde se cura el agua que después se distribuye por red a los domicilios”, contextualizó Saucedo.
“En nuestro caso, necesitamos que se construya un canal de las mismas características que el hecho en la 81, pero para unir el río Bermejo con el reservorio que tenemos al lado de nuestra planta potabilizadora”, precisó.
Y agregó que “se trata de casi 15 kilómetros que podrían ponerle fin a una triste e histórica vida de privaciones de los vecinos de Perín”.
“Por desgracia en mi pueblo puede más la mala política, se imponen los proyectos personales por encima de la búsqueda de respuestas a las necesidades más básicas de los pobladores”, añadió el legislador.
“No hay diálogo en la clase política de Perín, se imponen la intolerancia y la prepotencia del jefe comunal y su gente, y de quienes, desde el mismo espacio político, pretenden recuperar la Comuna”, consideró.
Advirtió que “mientras no haya coincidencia en un proyecto conjunto que priorice a los vecinos, el pueblo permanecerá en la misma oscuridad de hace años”.
“Un claro ejemplo de esta penosa realidad lo constituye el quedo de las autoridades municipales en este momento en el que, por ejemplo, deberían estar limpiando el reservorio seco de agua, como plataforma elemental para volver a utilizarla, ya sea con las lluvias o con el agua que podría traer este canal”, graficó.
“El agua que tenemos hoy proviene de lo que transportan los camiones cisterna contratados por el Gobierno provincial, quienes depositan su carga en un pequeño pozo contiguo a la planta potabilizadora, de donde se la toma para curarla y luego distribuirla a los hogares”, contó.
Por último, reprochó que “es un gasto enorme, y muy precario porque estamos supeditados a la tarea diaria de los camiones; si por alguna razón dejan de hacerlo, nos quedamos sin líquido vital”.

Comentarios Facebook