«Me había quedado una espina con Heinze, estaba en deuda con él»

El formoseño Gastón Giménez es uno de los jugadores más valiosos en Vélez Sarsfield. El volante surgido en las inferiores de Almirate Brown se ganó un lugar en el once titular del Fortín de la mano de Gabriel Heinze, quien pidió específicamente por el futbolista que en ese momento se encontraba en Estudiantes de La Plata.
En una entrevista con La Nación, el jugador reveló la estrecha relación que mantiene con Heinze. “Me había quedado una espina con Heinze cuando fue a Godoy Cruz, que era su primera experiencia como DT. Es que él me bancó muchísimo y yo no respondí futbolísticamente como hubiera querido”, reveló.
“Y eso me quedó dando vueltas; sentía como que estaba en deuda con Heinze”, añadió sobre el paso del Gringo por Godoy Cruz. “Por eso ahora sentí que tenía la edad justa para poder aprovechar todo lo que él tenía para enseñarme. Venía de tener una lesión. Me pareció que debía aprovechar el momento justo para ayudar”, ratificó.
Por otro lado, el formoseño elogió a Vélez. “Imagínate que cuando estaba en Almirante, que está cerca de Liniers, miraba a Vélez con admiración. Incluso, muchos jugadores juveniles de Vélez fueron a Almirante a préstamo. Siempre tuve el anhelo de estar acá. Pasaba por la cancha, la miraba y le decía a mi novia: ‘Algún día voy a jugar ahí’. Es un club modelo”, aseguró.
Giménez también se refirió al estilo de juego del Fortín. “El estilo que tenemos lo entrenamos todos los días. Por la intensidad con la que jugamos, que también lo tenemos en las prácticas. Estamos convencidos de que es la forma, tratamos de no renunciar a ese estilo. Da gusto ver a Vélez por la forma en la que presionamos e intentamos jugar”, sostuvo el volante.
El exjugador del Pincha y el Tomba también comentó sus sensaciones al ser convocado a la Selección Argentina. “Fue una locura, porque yo sabía que iban a ver a Nico Domínguez. Cuando recibí el llamado fue tremendo y cuando corté se me vinieron a la cabeza todos los recuerdos de ese arranque tan sufrido. Volvería a tener hambre y a cagarme de frío por tener otra convocatoria a la selección”, aseguró.
Por último, habló sobre la posibilidad de jugar en el fútbol europeo. “Sin duda que es una meta que muchos se ponen. Pero la realidad es que yo prefiero disfrutar de todo lo que me está pasando. Estoy en un club que me brinda todo, la paso bien con mis compañeros. Quiero seguir creciendo para poder ayudar al equipo. Es que no me marean otras cosas. Entiendo que para dar cualquier salto tengo que seguir preparando. Tengo todo lo que quería como futbolista y sólo pienso en qué tengo que saber cómo aprovecharlo”, concluyó Giménez.

Comentarios Facebook