Romero Bruno habló sobre los dos nuevos síntomas del coronavirus y el tratamiento con plasma

El director de Epidemiología y del Hospital Central, Mario Romero Bruno, se refirió sobre los síntomas que agregó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en pacientes de coronavirus, la enfermedad que ya afecta a 4.897.500 personas de todo el mundo y sobre el uso de plasma en busca de un tratamiento efectivo.
Los nuevos síntomas confirmados por la OMS, son la dificultad para hablar o moverse y se suman a los ya conocidos, como la fiebre, tos seca, el cansancio, dificultad para respirar u opresión en el pecho, así como congestión nasal, dolor de cabeza, conjuntivitis, diarrea, pérdida de gusto o el olfato, erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies.
En este sentido, el especialista trajo tranquilidad a la comunidad, al informar que “hoy por hoy, en Formosa, en este contexto en el cual no tenemos circulación y no tenemos casos de coronavirus, lo primero es pensar en un accidente cerebrovascular; con lo cual se le harán los estudios correspondientes como tomografía, etcétera”.
Explicó que para que sea tomado como posible caso sospechoso, el paciente tiene que tener un “antecedente de viaje en los últimos 14 días o el contacto con alguna persona confirmada sospechosa”, de lo contrario se trata de un accidente cerebrovascular.

Plasma

En otra parte de la conferencia, Romero Bruno fue consultado sobre el tratamiento realizado en el país con plasma sanguíneo de personas ya recuperadas de COVID-19. “Forma parte de una investigación más, todavía no hay nada conclusivo ni recomendado”, subrayó el médico.
Agregó que la introducción de plasma sanguíneo de un paciente recuperado de coronavirus es una herramienta más para combatir la enfermedad, “se obtiene de personas que ya han tenido la enfermedad y que tienen los anticuerpos -recordemos que después del octavo o el noveno día se comienza a desarrollar los anticuerpos-. Lo que se hace es administrar esos anticuerpos a una persona que está padeciendo la enfermedad en el período agudo. Es parte de una investigación”.

Flexibilización de actividades

Asimismo, el profesional advirtió que “estamos manifestando el aumento de casos que hay en Latinoamérica y el foco principal es Brasil. En Argentina, estamos en una fase de aumentos, de ascenso de la enfermedad, no es momento de flexibilizar esto”.
“Venimos pasando 60 días con mucho esfuerzo, cuidándonos ¿por qué arriesgarnos ahora?”, concluyó.

Comentarios Facebook