Trabajo investigativo de la Policía derivó en dos allanamientos
para esclarecer un hecho delictivo
ocurrido en el cementerio municipal

Tras un importante despliegue de la Policía provincial en el marco investigativo en una causa judicial por un delito ocurrido en el cementerio local, se realizaron dos allanamientos en el barrio San Antonio logrando recuperar bienes denunciados como sustraídos, elementos utilizados para la consumación del ilícito, la aprehensión de un sereno del lugar y retención de un menor, involucrados en la causa.
La causa judicial fue iniciada en la Comisaria Cuarta tras la intervención del personal de la Zona 3 del Comando Radioeléctrico Policial en la jornada del viernes último en circunstancia que se constituyeron hasta el cementerio municipal ubicado en el barrio San Antonio donde se entrevistaron con el encargado del lugar, quien denunció que en circunstancias de realizar recorridas por el predio constataron junto al sereno nueve panteones dañados en su interior.
En el lugar se solicitó la presencia del personal de Policía Científica junto a quienes llevaron a cabo las actuaciones procesales de rigor, originándose una causa por el delito de “Daño” con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional en turno.
Rápidamente la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional Uno tomó intervención en torno al hecho ocurrido, llevando a cabo una amplia tarea de campo por el sector y tras entrevistas y declaraciones a lindantes de la zona lograron establecer la identidad de dos menores de edad, domiciliados en las inmediaciones al cementerio quienes ofrecían a la venta material de cobre, bronce, placas, puertas de aluminio, entre otros elementos, teniendo estos conexión con uno de los serenos del lugar.
Estos datos, les permitió a los investigadores establecer el modus operandi, en el cual el sospechoso liberaba el acceso a estos menores quienes ingresan por medio del alambrado, con herramientas varias para luego sustraer pertenencias de los nichos en construcción.
Inmediatamente los investigadores realizaron trabajos de vigilancia y pesquisas logrando la aprehensión del sereno y retención de uno de los menores involucrados en el hecho, siendo la madre de este joven ultimo quien hizo entrega de manera voluntaria en la vía pública a la prevención policial varios elementos que fueron sustraídos del cementerio y dejados en su recinto.
En consecuencia con la participación de Policia Científica procedieron al secuestro de los mismos, siendo ambas personas trasladadas a sede policial, dándose intervención a la línea 102 del Servicio de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes en Situación de Vulnerabilidad.
Una vez finalizadas las diligencias de rigor el menor fue entregado a su progenitora en carácter de guarda tutelar, en tanto el aprehendido fue notificado de su situación procesal quedando alojado en celdas de la Comisaria Cuarta a disposición del magistrado interviniente.
El procedimiento realizado fue puesto en conocimiento del magistrado interviniente cambiándose la calificación legal de la causa a “Robo y Encubrimiento”, ordenando el Juez de Feria en turno el allanamiento de dos inmuebles ubicados en el barrio San Antonio.
Dichos mandamiento judiciales fueron llevados a cabo en la mañana del sábado último con la colaboración de personal de las distintas dependencias policiales del área Unidad Regional Uno, Policia Científica, arrojando como resultado el secuestro de herramientas utilizadas para la consumación del hecho, los que fueron trasladados a sede policial a los fines de rigor.
El despliegue de los investigadores continúa a fin de poner a disposición de la justicia al último implicado en el ilícito.

Comentarios Facebook