Tragedia de Tigre: el joven que manejó borracho y mató a dos amigos no tenía registro

Estaba inhabilitado para conducir por falta de la VTV. Joaquín Duhalde Bisi está acusado de doble homicidio simple con dolo eventual y pasó su primera noche en un calabozo.
Joaquín Duhalde Bisi, el joven de 19 años que el domingo pasado provocó el accidente fatal en Tigre en el que murieron dos de sus amigos, no solamente manejaba con 1,39 miligramos de alcohol en sangre, mucho más de lo permitido, sino que además no llevaba su registro de conducir ya que se lo habían incautado siete meses antes por tener la Verificación Técnica Vehicular (VTV) vencida.
Poco después de perder el control del Audi A4 que manejaba por el Camino de los Remeros y destrozar el vehículo contra una columna metálica, empezaron a surgir las pruebas que les permitieron a los investigadores imputarlo de doble homicidio simple con dolo eventual y ponerlo tras las rejas.
La primera evidencia que tuvieron en consideración fue el resultado del test de alcoholemia positivo realizado al conductor, muy por encima del límite permitido de 0,50. Pero el segundo elemento incriminatorio lo aportó el propio Duhalde Bisi al momento de ser detenido, cuando según reveló una fuente cercana a la causa a Clarín le confirmó a las autoridades que “tenía el registro de conducir retenido por la VTV”.
El episodio en cuestión al que hizo referencia el chico ocurrió el 31 de octubre del año pasado cerca de Campana y en esa oportunidad él manejaba un Hyundai que está registrado a nombre de una mujer de apellido Bisi, posiblemente familiar suyo. Ese auto tiene una multa de $ 27.300 por falta de la VTV, pero Duhalde Bisi “no inició el trámite ni regularizó su situación en estos siete meses” por lo que “estaba inhabilitado para conducir”.
Tras negarse a declarar al ser indagado por el fiscal de Rincón de Milberg, Sebastián Fitipaldi, Duhalde Bisi quedó detenido y pasó su primera noche en un colchón tirado en el piso en un calabozo en el destacamento policial de Villa La Ñata.
“Hasta la audiencia de la declaración indagatoria, Duhalde Bisi estuvo alojado en una dependencia de la policía bonaerense, pero el lugar no tiene calabozos, solo una oficina para contraventores. Ahora, en el calabozo del destacamento de Villa La Ñata está solo y permanecerá allí hasta que pueda ser reubicado. Existe un problema de superpoblación en las comisarías”, explicó una fuente judicial a La Nación.
De acuerdo a esa información, el joven no recibió visitas a excepción de sus padres que le llevaron ropa y comida. Joaquín es hijo de Martín Duhalde, un reconocido cirujano que se desempeña como subdirector médico del Sanatorio San Lucas y es jefe de Cirugía del Hospital Central de San Isidro.
En el accidente murieron Franco Rossi y Joaquín Alimonda, ambos de 18 años. El impacto fue tan fuerte que Alimonda fue decapitado. Solo se salvaron el conductor y otro de los ocupantes, Mateo Lezama, también de 18 años, que sufrieron heridas leves. Un quinto amigo, al que también conocían del colegio, habría salido con ellos también esa noche pero a último momento no subió al auto porque se quedó dormido.

Comentarios Facebook