Una gran cantidad de formoseños acude a aplicarse las vacunas necesarias para viajar

El licenciado Julio Arroyo, responsable del Departamento de Inmunizaciones del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia, en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló sobre la cantidad de personas que acuden por día al lugar con el fin de aplicarse las vacunas necesarias para vacacionar sobre todo en Brasil donde se exige la de la fiebre amarilla y el sarampión.
Comenzó contando sobre cómo están trabajando en este periodo de comienzo de año. «La verdad que a lo largo del año venimos trabajando en todos los vacunatorios de los centros de salud y hospitales públicos de la provincia, en esta época en particular donde se acercan las vacaciones, épocas de viaje, estamos recibiendo muchas consultas a diario de personas que quieren realizar un viaje, que ya lo tienen programado y que van a viajar. La recomendación es viajar protegidos y vacunados así que estamos ateniendo entre 80 y 100 personas por día en nuestro vacunatorio de la familia de los cuales entre un 30 y un 40% son viajeros que vienen a consultar o a vacunarse y siempre la recomendación es viajar vacunados así que desde el momento en que se planifica el viaje se debe pensar en las vacunas que tenemos que recibir para viajar protegidos dependiendo del país o lugar del mundo al que vamos a realizar el viaje, la mayor cantidad de consultas son de personas que quieren o van a viajar a Brasil y son dos vacunas altamente recomendables para los viajeros a Brasil, una es contra el sarampión donde tenemos la vacuna triple viral aplicándola en todo el territorio de la provincia y también la vacuna contra la fiebre amarilla, son dos vacunas que no son exclusivas de los viajeros, son vacunas que están en calendario así que toda persona que vaya a viajar tiene que hacerlo idealmente con dos dosis ya aplicadas en algún momento de la vida y con la dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla que para las personas que se vacunaron o recibieron la dosis después de los dos años, es una única dosis, no necesita refuerzos ni revacunación pero los niños que se vacunaron antes de los dos años de edad sí necesitan un refuerzo 10 años después de esta primera dosis, estamos trabajando en el vacunatorio de la familia los días hábiles de 8 a 12 horas y de 17 a 19, los sábados de 8 a 12 horas también».
Respecto a cuánto tiempo antes deben aplicarse las vacunas quienes van a viajar, explicó que «cuando uno planifica un viaje lo hace con meses de anticipación, no es de un día para otro ni de una semana para otra, desde el momento en que se planifica hay que pensar en vacunarse o pensar en viajar correctamente vacunado, lo ideal es viajar con dos dosis de la vacuna contra el sarampión que en los adultos se administra con 28 días de intervalo entre la primera y segunda dosis, aquellos que no sabían o no tenían conocimiento, lo ideal es vacunarse 15 días como mínimo antes de hacer el viaje porque al décimo quinto día la vacuna ofrece cierta protección de anticuerpos contra el sarampión, lo ideal es viajar con las dos dosis entonces el intervalo mínimo entre las dosis es de 28 días, contra la fiebre amarilla lo ideal es viajar con la dosis única en el caso del adulto o con las dos dosis en los casos de los niños que se vacunaron con la primera dosis entre el 2008 y 2009. Lo ideal en la fiebre amarilla es vacunarse como mínimo 10 días antes de hacer el viaje, por ejemplo los que van a viajar en febrero hoy ya tendrían que vacunarse contra la fiebre amarilla y el sarampión si es que no se vacunaron nunca o no tienen el esquema completo, esto quiere decir que toda persona de cualquier edad que ya tiene dos dosis de vacuna contra el sarampión y que tiene un carnet que pueda constatar esa aplicación ya no necesita vacunarse más, aquella persona que tiene la constancia de vacunación contra fiebre amarilla tampoco necesita revacunarse. Asimismo a toda persona que vaya por territorio paraguayo a Brasil y luego vuelva por territorio paraguayo de Brasil hacia la Argentina, sí le van a exigir en Paraguay el certificado internacional de vacunación contra fiebre amarilla que por el momento lo estamos otorgando en el Departamento de Inmunizaciones, tenemos pensado para la semana que viene habilitar 2 o 3 centros en capital y algunos otros en el interior así facilitamos la adquisición de este documento a todas las personas que quieran viajar y no tener que venir hasta acá para obtener el certificado».
Aclaró además que «las dos vacunas tanto contra la fiebre amarilla como contra el sarampión se aplican a lo largo del año en todos los hospitales y centros de salud porque son vacunas de calendario entonces todo el año están disponibles en todos los hospitales y centros de salud de la provincia, la vacuna contra la fiebre amarilla tiene una particularidad a diferencia de la vacuna contra el sarampión y es que viene un frasco multidosis, en un frasco vienen 10 dosis, una vez abierto el frasco dura 6 horas y tras ese tiempo hay que desechar el frasco así tenga 9 o 2 dosis por eso los hospitales y centros de salud tienen un día en particular que abren durante toda la jornada laboral y vacunan contra la fiebre amarilla para no desperdiciar muchas otras dosis. Nosotros acá estamos vacunando todos los días, pero cada centro de salud tiene un día en particular para evitar la pérdida masiva de estas dosis que son muy caras y muy importantes».
Para finalizar se refirió a los problemas que tuvieron años anteriores debido al faltante de vacunas que no eran enviadas de nación. «Desde el 2016 hasta el 2019 padecimos la faltante y el retraso de envío de vacunas que no concordaba con lo planificado, esto ha hecho que falten vacunas de calendario, que niños que son los más vulnerables de toda la población no la reciban en tiempo y forma y estos niños estuvieron puestos a enfermarse por enfermedades que hubiésemos prevenido a través de la vacunación, desde que asumió el nuevo gobierno de Alberto Fernández ha vuelto a ser ministerio lo que antes era subsecretaría y con esto tenemos la esperanza de que todos los programas sanitarios vuelvan a la normalidad, que vuelvan en nuestro caso las vacunas y los insumos descartables para administrar las vacunas, tenemos toda la esperanza de que todo vuelva a la normalidad, a tener altas coberturas y menor probabilidad de enfermarnos por enfermedades que las podemos prevenir con las vacunas de calendario».

Comentarios Facebook