Una mujer sufrió el incendio de su casa y su taller de motos; asegura que fue intencional

Guillermina, una vecina que vive sobre la calle Somacal al 300 de esta ciudad, en diálogo con el Grupo de Medios TVO contó que cuando se celebraba la Nochebuena sufrió el incendio de su casa y de su lugar de trabajo que era un taller de motos donde realizaba reparaciones de rodados, parches y demás. La mujer asegura que el incendio fue intencional ya que días antes del hecho había sufrido un robo en el domicilio.
Ante este hecho se mostró dolida ya que perdió todas sus pertenencias como también sus herramientas de trabajo y algunos ahorros que tenía para seguir comprando cosas. Además sufrieron daños varias motocicletas que se encontraban en el taller para ser reparadas.
«Vine y me encontré con la casa en llamas, la Policía no supo darme explicaciones, dicen que es del pilar pero yo misma miré y se nota que no es del pilar porque no hay rastro de humo ni fuego en esa parte, se nota desde atrás que ahí empezó el incendio», dijo.
Asimismo contó que los vecinos no se percataron de lo ocurrido debido al ruido de la pirotecnia. «Reventó el tubo de gas pero los vecinos no se dieron cuenta por el tema de los cohetes y demás, esto pasó en medio del incendio, lo más raro acá es que el tubo de gas estaba afuera de la casa, escondido en un sector y apareció adentro de la casa reventado, me parece muy raro, yo tengo sospechas que esto fue a propósito».
Sobre cómo se enteró de lo ocurrido contó que «hubo una especie de teléfono cortado, un amigo le avisó al amigo de mi hija y así nos enteramos y vinimos, yo vivo sola acá y es mi lugar de trabajo, ahora quedé sin nada si todo quedó quemado, ni siquiera quedó un techo pero no sé dónde quedarme, hice una piecita atrás de manera precaria hasta que vea cómo puedo levantar esto de nuevo».
Señaló además que «hace como 30 años que estoy acá y ahora quedé sin nada, me da mucha tristeza, no pude comer nada, no me pasa nada por el estómago de la angustia que tengo, estoy tratando de estar parada para ver cómo puedo seguir».
«Lo que más me llamó la atención fue el tubo de gas que estaba adentro, me habían entrado a robar hace unos 15 días más o menos y al ver que iba a salir, saqué el tubo de gas afuera en el patio y con todo el incendio apareció el tubo de gas adentro de la casa y reventado», lamentó.
«Yo no quiero plata ni nada, necesito un compresor y una herramienta para volver a trabajar porque esta es mi vida y ahora quedé sin nada», señaló la mujer.
Es importante resaltar que además de perder sus pertenencias como heladera, colchón, cama, lavarropas, también se incendiaron algunas motos que los clientes habían dejado para ser reparadas.

Comentarios Facebook