“Vino decidido por eso llegó armado”, dijo la dueña de la perra a la que un vecino hincó con un cuchillo

El martes por la noche en el barrio Obrero ocurrió un hecho de extrema violencia cuando un hombre en estado de ebriedad acudió a un kiosco ubicado sobre la calle Frondizi al 2300 a pedir “fiado” y ante la negativa de la comerciante, empezó a patear las cosas del local para terminar dándole un puntazo a una perra, propiedad de la familia, que había salido a ver qué ocurría ante el alboroto en el lugar.
Sonia, la comerciante y dueña de la mascota, en diálogo con el Grupo de Medios TVO se refirió a la angustiante situación que debió vivir, protagonizada por su propio vecino que es su cliente desde hace años.
“Esto pasó porque le negué un crédito a mi vecino, ahí empezó a agredir sin parar, se puso muy agresivo y alteró a toda la familia, tengo mi nena recién operada hace cinco días que se asustó muchísimo por todo esto, yo no le di ningún motivo para que saque el arma e hinque a mi perra, cuando me voy para atrás de mi casa él va detrás y ahí es donde sale mi perra y la hincó, quien sabe si era para la perra o para mí, ya vino decidido por eso llegó con el arma”, relató.
Asimismo dijo que el atacante “es mi cliente pero siempre de efectivo porque yo no doy fiado a nadie, él estuvo acarreando bebidas desde horas tempranas, vino y me dijo que quería que le anote algunas cosas, ante mi negativa actuó de esa forma, estaba muy ebrio, pero también digo que eso es excusa porque cuando la hincó a mi perra tuvo una actitud como diciendo ‘mira lo que hice’ y se fue, él vino acompañado de su esposa embarazada de 9 meses y con su hijo menor. No le importó nada, yo le decía que reaccionara porque estaba su mujer que está a punto de tener el bebé, yo con mi hija, le pedía que se vaya y ahí fue cuando la lastimó a mi perra, quería patear todo en el negocio”.
Sonia señaló además que la mascota de la familia estaba dentro de la casa, pero ante los gritos salió a ver qué ocurría y ahí fue atacada. “Mi perra salió para ver qué estaba pasando y ahí es cuando él saca el arma y la lastima, ahora mi perrita está muy bien, ese día un vecino me ayudó y la llevamos al veterinario, ella tiene una herida bastante profunda, pero está bien. Cuando él sacó el cuchillo me asusté tanto que ni llegué a ver si era grande o no”, dijo.
Contó además que el atacante “está detenido, esa misma noche lo detuvieron, ahora quedamos con temor, si un vecino viene y hace eso qué me espera, tendré que reforzar la seguridad”, relató la mujer.

Comentarios Facebook