Violento asalto: iban con tres chicos, las encañonaron y les robaron la camioneta

Dos mujeres y tres menores protagonizaron una escena de terror el martes por la mañana luego de que al menos dos delincuentes los abordaran cuando estaban por cruzar las vías del tren a bordo de una camioneta de alta gama en la localidad de Lomas del Mirador, partido de La Matanza. Las encañonaron, las sacaron violentamente del vehículo y escaparon.
Todo ocurrió a las 10 de la mañana en la esquina de la calle Ingeniero White y Las Palmas. En ese punto, una mujer, sus tres hijos y su amiga circulaban a bordo de una camioneta cuando de repente un Volkswagen Vento se les cruzó en el camino y las obligó a detener la marcha. Bajaron dos hombres armados y les apuntaron para obligarlas a bajarse.
Uno de ellos fue contra la dueña del vehículo y el otro se dirigió a Gladys, la amiga, quien estaba ubicada en el asiento del acompañante con el bebé de su amiga a upa. “El que me apuntó tenía un arma 9 milímetros. Yo no pude bajarme porque no pude abrir la puerta. Yo pensaba además en las criaturas (de 13 y 14 años) que estaban atrás”, relató la mujer.
Al ver la situación, la primera reacción de la conductora de la camioneta fue dar marcha atrás. Pensó que podría escapar pero su intento fue en vano. Justo sobre la cuadra se ubicó un camión de de gran porte que le impidió seguir avanzando hasta que lo chocó. El chofer observó la situación, le dio espacio para que pudiera maniobrar y escapar, pero ya era tarde: los ladrones estaban prácticamente encima de la camioneta y el escape fue imposible.
“La puerta se abre con un botón. Quería bajarme con el bebé pero no podía abrir. Pone marcha atrás e impactamos con el camión. Lo primero que pensé fue ‘acá estamos muertas porque se van a enojar porque nos resistimos. Mi amiga en todo momento trató de huir”, dijo Gladys.
Para ese momento la conductora y sus dos hijos mayores había logrado escapar. La amiga, en cambio, seguía dentro de la camioneta y con el bebé de menos de un año en los brazos. “Yo me quería bajar pero no podía abrir la puerta. Uno de los personajes estos me apuntó en la pierna y me decía que me bajara, pero no podía. Finalmente, el otro abrió la puerta y pude bajarme. Después se fueron”, agregó la mujer. Hasta el momento el auto no se pudo recuperar.

Comentarios Facebook