El estremecedor relato de Catherine Fulop sobre el intento de violación que sufrió a los 19 años: «Sacó un arma y me la puso en la cabeza»

Siempre se mostró como una mujer de fuerte personalidad, incluso desde mucho antes de convertirse en una figura pública. Y acaso eso haya sido de alguna forma lo que ayudó a Catherine Fulop a atravesar una situación dramática que vivió cuando apenas tenía 19 años.
La propia actriz y conductora lo relató durante su paso por el living de Pamela a la Tarde, el ciclo que conduce Pamela David a través de la pantalla de América.
«¿Has vivido situaciones desagradables Cathy?», le preguntó la conductora, mientras hablaban de la nueva denuncia que va a realizar mañana el colectivo Actrices Argentinas.
«Sí. En realidad en el medio no, a mí me pasó empezando mi carrera, con alguien conocido que bueno, me quiso violar pero fue hace muchos años y no sé cómo salí. Me llevó hasta un hotel, imaginate, yo tenía 19 años, iba a la universidad, tenía mi auto. O sea, no sé cómo me agarró de tonta», comenzó el relato.
«Mi mamá siempre me decía, no te montes en el auto…una persona conocida, del club donde yo iba, me iba a acompañar a un casting. En un momento me dice ‘vamos en un solo auto’, ya ahí me monto en su auto y ahí pifié, porque fuimos a un canal de televisión y enfrente del canal de televisión había un hotel alojamiento, pero yo no sabía que era un hotel alojamiento, nunca había ido ni a ese canal de televisión ni a ese hotel», continuó.
» Y cuando él entra el auto yo me di cuenta como que ummm, esto como que es raro. No, que acá te vas a cambiar, te van a maquillar para el casting, que no sé qué, y en realidad…», comenzó a describir la situación.
«Yo ya lo percibía, pero en ese momento es como que yo le dije…Yo como que forcejeé con él y él en un punto sacó un arma, me lo pone en la cabeza, y me dice ‘¿qué son cinco minutos para ti?’, y yo le dije ‘bueno, es mi vida, así que mátame’. Yo le digo «matame ya», yo tenía una cosa así, y decía pobrecita mi mamá, pobre mi papá, que mañana me van a encontrar en la calle, en una zanja, muerta», narró.
«¿Pensabas que te mataba?», le preguntó Pamela.
«Sí, yo pensaba que me iba a matar. Porque la verdad me sentía tan idiota, porque siempre me cuidé mucho, porque mi mamá siempre me decía ‘no vayas a no sé dónde’. Y bueno, la verdad es que no sé cómo zafé, porque después empecé yo como a hablarle bien, como a decirle ‘oye, pero yo te conozco’, y ahí él como que empezó a reaccionar, como que sí, nos conocemos, o la mato o esto tiene que terminar bien», reflexionó.
«Yo le digo ‘además eres agradable, me encantas, ¡¡¡mentira!!!, empecemos a hacer una amistad y después vemos si salimos. Entonces bueno, zafé, él fue muy furioso al baño, hizo lo que tenía que hacer, destendió las camas, estaba así como rabioso y yo así como dura. Me decía ‘sacate los zapatos’, ‘ponte cómoda’, me tiraba contra la cama, me ponía la pistola», continuó.
«Yo estaba que parecía una roca, y saqué la adrenalina, yo dije ‘me mata’, ‘acá me mata’, y le dije ‘cinco minutos acá para mí es mi vida, así que me vas a tener que matar’. Y eso es lo que recuerdo así de un hecho terrible que me pasó. Nunca se lo conté por supuesto a mi mamá», resaltó.
«¿Se lo contaste a alguna amiga?», indagó entonces Pamela.
«Se lo conté al que era en ese momento mi pareja, y bueno, estaban rabiosos, trataron de buscar al tipo pero era un tipo como que iba al club donde yo iba, dicen que lo agarraron a golpes en la calle, que no sé qué, pero yo nunca más lo vi. Después de ese episodio nunca más apareció por el club, el tipo desapareció», concluyó.

Comentarios Facebook