Madre de alumnos de la Escuela de Frontera N°2 denunció invasión de ratas en la institución

Cecilia, madre de dos alumnos que asisten a la escuela de Frontera N°2 de Mojón de Fierro se comunicó con el Grupo de Medios TVO para hacer pública su preocupación ante la «invasión» de ratas en la institución, lo cual representa una amenaza para la salud, tanto de los estudiantes como así también de los docentes. Indicó que «los directivos» están al tanto de lo que ocurre pero que pese a la insistencia de un grupo de padres aún no se informa esta situación al Ministerio de Desarrollo Humano y al de Educación para que se tomen cartas en el asunto.
«Nosotros pedimos al Director que haga una nota para ver qué solución nos dan porque es insalubre que haya una invasión de ratas y los niños sigan comiendo en la escuela, sigan tomando agua. Si bien colocan veneno los alumnos no pueden estar en un lugar donde se pueden intoxicar», comenzó explicando la mujer y agregó que tomó la determinación de hacer público lo que sucede debido a la falta de respuesta por parte de los directivos.
«Todos están al tanto de esto, lo que pasa es que el Director no quiere quedar mal, entonces hace de cuenta que está todo bien. Esa escuela es vieja tiene más de 100 años, ahora se terminó el edificio nuevo que se tenía que entregar en el mes de octubre pero al final no lo hicieron, lo entregarían recién en marzo del año próximo. Nosotros queremos que por lo menos manden a fumigar y limpiar la escuela o de ultima que entreguen el edificio nuevo», confió la misma.
Resulta relevante aclarar que actualmente la institución en cuestión cuenta con una matrícula de 150 alumnos, quienes asisten a un edifico precario de manera insalubre desde hace 5 años donde «ni siquiera los baños dan abasto, cada uno o dos meses tienen que desagotarlos porque se llenan los pozos ciegos. Hasta eso están pasando los chicos».
Consultada nuevamente por la invasión de ratas indicó que «ahora es impresionante la cantidad de roedores que hay, siempre hubo algunas que otra pero se las podía combatir, ahora ya no se puede estar; cada vez hay más y más».
«Yo creo que es importante hacer pública la situación para que las autoridades se enteren y vean lo grave de esto, porque el director no lo quiere contar y pretende que todo siga como si nada pero los chicos están corriendo el riesgo de enfermarse», finalizó Cecilia.

Comentarios Facebook