Olivera volvió a pedir diálogo para fijar los límites comerciales de la actividad privada

El concejal Fabián Olivera volvió a reclamarle al Gobierno provincial, una “dosis de coherencia para sobrellevar la pandemia que tan mal nos afecta”, e insistió con la necesidad de armar una comisión que “realmente represente a todos los sectores para tomar decisiones consustanciadas con la realidad integral”.
“Acabamos de entrar a una etapa muy difícil, con números de contagios muy elevados, en todo el territorio, y, mientras algunos no paran de destacar una respuesta sanitaria de gran nivel para responder al virus, otros volvieron a la antigua etapa de dudas y frustraciones, originadas en la imprevisión y en la arrogancia de funcionarios que se niegan a asumir que hay temas que escapan a sus manos”, contextualizó el legislador de la UCR.
“El sector privado vuelve a ser presa de la falta de planificación de un gobierno que juega al todólogo, y lo único que genera es temor y desconfianza en una sociedad que hace diez meses no divisa una luz al final del túnel, porque los encargados de mantener encendida la linterna alumbran para cualquier lado, menos hacia una salida”, ejemplificó.
“El claro ejemplo a seguir está en muchísimos lugares del resto del país, donde incluso el cuadro sanitario es mucho peor al nuestro, pero este tiempo les ha demostrado que con un protocolo específico y adecuado el sector privado puede trabajar, generando fuentes de trabajo e ingresos, que se traducen en salarios y cargas impositivas para el Estado”, apreció.
“Eso de todo el mundo se queda en casa, mientras la policía patrulla cada esquina, y detiene al que sale sin alguna de los justificativos determinados, resume la idea de sociedad que quieren estos funcionarios; un pueblo reprimido y dependiente. En realidad, hay una Formosa muy fuerte, muy convencida de que ese no es el camino, y que cree en el trabajo diario y la iniciativa privada para subsistir y crecer”, consideró.
“Por eso es que se obstruye el trabajo de los gastronómicos, los hoteleros y el comercio en general, cuando en realidad ha sido este el sector que más se ajustó a los protocolos”, amplió.
“Esto que sucede también sirve para marcar la diferencia entre dos modelos de sociedad, por un lado, el de la imposición y el autoritarismo, y el nuestro, basado en el dialogo, el respeto y la firme creencia de que la mejor sociedad es aquella que se integra con la opinión de la mayoría”, cerró Olivera.

Comentarios Facebook