Padres realizan largas filas en las afueras de la Escuela 532 con el fin de conseguir un lugar

En las afueras de distintas escuelas primarias de la ciudad se registra un escenario similar donde una fila importante de padres y tutores aguarda desde hace días con el fin de asegurarse un lugar para sus hijos en la institución.
Este es un escenario que se observa cada comienzo de año y se debe a los pocos cupos de inscripción que dan en las instituciones donde la mayoría quiere enviar a sus hijos sobre todo por la cercanía con sus domicilios.
Muchos padres aguardan más de 3 días y soportan las elevadas temperaturas como también la lluvia y duermen en carpas o silletas donde también se «turnan» con otros familiares con el fin de no perder el lugar.
Esta situación ocurre por ejemplo en las afueras de la Escuela 532 «René Favaloro» donde según manifestaron los padres, solo inscribirán a 100 alumnos y ahí radica la preocupación por conseguir un lugar.
«Es inhumano hacer fila por 11 días para conseguir un lugar para nuestros niños. Las inscripciones todavía no comienzan y ya hay un montón de padres amontonados desde hace días, haciendo acampe y turnándose con otros familiares, es una vergüenza lo que ocurre», dijo una joven que también hacía fila en el lugar.
«Es algo que ocurrió desde antaño y seguirá ocurriendo, algunos lo tomamos como algo normal y muchos hacen un drama y si se hace la inscripción de esta forma y estás entre los 50 sabes que lo podes inscribir por más que ya haya algunos privilegiados anotados de antemano pero si se hace a través del sistema virtual ahí ya no sabemos si nos va a tocar o no por eso mucha gente viene y prefiere hacer la fila, es mi caso por ejemplo», explicó otra madre consultada.
«Esta es una excelente escuela por eso hay tanta demanda, pero también pasa que vienen chicos del Lote 111, 12 de Octubre y Liborsi, si a cada niño se los inscribiera en el barrio que le corresponde se evitarían estos problemas, no da abasto para toda la gente que quiere anotar a sus chicos. También hay otra cuestión y es que no habilitan la Escuela 445, ya es hora de que lo hagan así dejamos de hacer tanta fila», se quejó otra mujer consultada.
«Otro tema que ocurre acá es que no hay preinscripción entonces sí o sí uno debe conseguir un lugar para inscribir a sus hijos directamente, yo por ejemplo tengo dos hijos que siempre vinieron a esta escuela desde que entraron a la primaria, pero de todas maneras tengo que venir y volver a hacer la fila por la cantidad de demanda que hay. Si uno no viene los directivos lo toman como que ya no van a entrar a esta institución, pero no es así. Yo me acuerdo que habían dicho que iban a hacer una inscripción online para evitar esto pero nada de eso sucede, ni sabemos qué día van a hacer la inscripción pero la gente empieza a venir cuando ve que ya se pusieron 3 o 4 a hacer fila y ahí empieza la desesperación de todos», relató otra madre.
«Creo que lo que pasa en esta escuela es particular porque debe cubrir un radio grande de toda la zona, acá vienen chicos de Lote 111, del barrio Procrear, Liborsi y no da abasto, debería haber otra escuela y también un colegio para que todos los chicos puedan ir a estudiar cerca. Acá hay padres que están desde hace una semana e incluso más tiempo y las inscripciones recién empiezan el 27 de febrero, no se comprende lo que pasa, es muchísimo tiempo aguantando el calor, la lluvia, las comodidades de la casa y todo para que nuestros hijos sí o sí tengan lugar en la escuela o sino tendremos que ir a barrios más alejados y eso ya implica otras cuestiones», opinó otro padre.
«Las autoridades nos deben una explicación o al menos que se nos asegure un lugar por los días que llevamos haciendo fila, no es que acá estamos porque nos guste sino que es la única manera de anotar a nuestros chicos, es muchísima la gente que viene cada año y muchos quedan afuera, espero que este año al menos abran más salones, algo tienen que hacer», pidió otro padre en las afueras del lugar.

Comentarios Facebook