Pésima frecuencia

Es una vergüenza que los usuarios del transporte urbano debamos esperar más de una hora y media para que los coches lleguen a las paradas. Siempre la frecuencia fue un desastre, y jamás se han dignado a tratar de mejorarla. Después piden aumentos de boleto cuando el servicio que brindan es el peor.

Comentarios Facebook