Ricardo Darín en San Sebastián: «El ‘Nunca más’ es una de las pocas cosas en la historia
argentina que logró una unificación»

Luego de la proyección de Argentina, 1985 el actor que interpreta al fiscal Julio Strassera se refirió a la escena en la que narra el emblemático alegato y que fue aplaudida por toda la sala.
A ocho días de su estreno en las salas, Argentina, 1985 sigue cosechando elogios por los grandes festivales del cine europeo. Luego de su comentada presentación en Venecia, la película dirigida por Santiago Mitre y protagonizada por Ricardo Darín y Peter Lanzani pasó por San Sebastián y otra vez fue aclamada por la crítica y los asistentes.
Argentina, 1985 está inspirada en la historia real del fiscal Julio Strassera (Darín), su ayudante Luis Moreno Ocampo (Lanzani) y el joven equipo jurídico que se atrevieron a acusar, contra viento y marea, a contrarreloj y bajo constante amenaza, a la última dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1983.
Los cientos de espectadores que observaron el filme le otorgaron una puntuación media de 9,16 puntos sobre 10, una valoración que la ubica entre los más altos del registro histórico de la competencia en el País Vasco. Durante la proyección, los periodistas también le entregaron su visto bueno con sendas ovaciones, durante el impactante monólogo final de Darín y a la hora de los créditos finales.
En declaraciones a El español, el actor mostró su satisfacción por el recorrido que está teniendo la película, y destacó la responsabilidad de representar una historia real y ligada a uno de los hechos más dolorosos de la historia reciente argentina. “Es un regalo que te ofrezcan un personaje así. Es un compromiso al mismo tiempo, porque al tratarse de una persona real, uno tiene que ser muy cuidadoso. Debes ser muy respetuoso y prudente”, analizó. Y en relación a la figura del fiscal, aseguró: “Strassera es un sueño para un actor. Es alguien al que aprendí a querer paso a paso durante el proceso de investigación previa y el rodaje”.
Durante la entrevista, Darín fue consultado específicamente por el discurso en el que encierra la emblemática frase “Nunca más” y que fue aplaudido por toda la sala. “Nunca me tembló el pulso con respecto al alegato”, sentenció. Y reflexionó sobre la construcción de la escena: “Es paradójico, porque estamos hablando de un monólogo que tiene 11 minutos, algo que en términos cinematográficos es una eternidad y sin embargo pasa volando”.
A la hora de revelar algunas cuestiones técnicas, Darín contó que la escena del monólogo la hicieron 30 veces a lo largo de varios días de filmación. Y a pesar de las repeticiones de su discurso y del cansancio que podría haber entre los asistentes, la carga emotiva no cesaba: “Había entre 300 y 350 personas sentadas en la audiencia. Cada vez que me fijaba en ellos, siempre me encontraba a extras que llevaban varios días escuchando lo mismo y que aún así tenían los ojos rojos por la fuerza de la escena”, afirmó el protagonista. Y aportó un dato de color: “Fue una escena muy emocionante para todo el mundo. En una ocasión llegué a ver como el actor que hacía de Videla se emocionaba”.
Finalmente, el actor fue consultado sobre si el país había cerrado las heridas de lo que pasó con la dictadura. “En gran medida, sí. En Argentina nunca se ha cerrado nada, está todo abierto todo el tiempo. Pero que hay que ser justos y admitir que la sociedad ha sanado casi todas sus heridas”, respondió. Y cerró con una idea que nuevamente remite al alegato del fiscal.
“Hoy en día, a pesar de algunos conceptos o reflexiones aislados con respecto al atentado contra la democracia, considero que la sociedad está mucho más preparada y mucho más sólida en ese sentido. Hay un sentimiento unificador que en parte creo que se debe al Juicio a las Juntas. Ese ‘Nunca más’ final tiene una altísima representatividad. Es probablemente una de las pocas cosas en la historia de la Argentina que lograron verdaderamente una unificación”, afirmó.

Comentarios Facebook