Menu
RSS

La tolerancia se está terminando en Formosa (por Antonio Ruiz)

La tolerancia se está terminando en Formosa (por Antonio Ruiz)

Hace varios años que los formoseños tenemos tolerancia cero en casi todo, y cuando hablo de tolerar me estoy refiriendo a todas esas pequeñas y grandes cosas que hacemos todos los días.

 

Si hay algo que nos destacaba a los que nacimos en la provincia de Formosa era la abundante tolerancia en todas las cosas que nos toca vivir a cada momento, pero esta mala o buena costumbre se nos está perdiendo con el paso del tiempo a tal modo de que hoy no toleramos prácticamente nada.

Si nos ponemos a analizar la palabra "tolerar", podemos ver que su significado es aguantar, sobrellevar, aceptar, consentir, soportar algo que no nos gusta pero igual lo asimilamos por no enfrentar con la otra persona.

Dejamos tolerar que nos digan la verdad, argumentando de que hay cosas que no deben decirse de frente o ser más sutiles a la hora de criticarnos, de lo contario terminamos peleando porque la otra persona nos dice su punto de vista.

Hoy ya no se tolera esperar nada, el semáforo se nos hace una eternidad para que nos dé el verde, pero si algún apurado pasa en rojo y alguien le dice algo se ofenden más que cualquiera.

Muchos no soportan su trabajo porque son varias horas, tienen malos compañeros o simplemente no toleran hacer sus obligaciones todos los días.

No toleramos una bocina que inmediatamente salen las malas palabras para cruzarse de persona a persona y muchas veces para terminar a las trompadas porque ya no soportamos nada.

Ya no hay tolerancia en nuestra provincia, pero lo más grave es que ya no aguantamos a la otra persona, al prójimo, al que piensa diferente, al que se maneja despacio o el que pasa el límite de velocidad.

No toleramos que nos mientan los políticos, que roben, se burlen de la ley pero curiosamente ganan siempre los mismos, y cuando alguien pregunta a quien votamos, la respuesta es yo no lo voté.

Quizás el formoseño cambió, no tiene más paciencia para su par, hablo de su vecino, compañero de trabajo, amigos y en los peores casos su propia familia, una frase basta para que todo termine en insultos o agarrarse a las piñas.

 El formoseño dejó de tolerar todo, volcando la bronca en violencia, hoy hay muy poca paciencia para hacer filas para cobrar o pagar, ya no se soporta que corten la ruta y se roben horas de tu vida, no se bancan estar esperando que alguien se decida a atender en una oficina pública.

El día de furia vendrá en cualquier momento, muchos lo saben porque la tolerancia de un pueblo llega a un límite, pero no todo se puede soportar con tranquilidad, porque son muchos los ingredientes, como la justicia solo para una sola clase, la corrupción de muchos que se pasan robando los recursos del pueblo después te hablan de pobreza y hambre.

Para finalizar no se sorprenda si uno de estos días algún vecino se enloquece, y comience a disparar a mansalva como pasó el domingo pasado en el barrio Simón Bolívar y gracias a Dios no lastimó a nadie pero el peligro seguirá si no bajamos un cambio para seguir conviviendo entre todos.

 Hasta el domingo que viene.

 

Antonio Ruiz

volver arriba

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2014 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial: Pringles Nº 61 Ciudad de Formosa. Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704432088 / 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile