Menu
RSS

Pensar con la cabeza prestada (por Carlos Alberto Roble)

Pensar con la cabeza prestada (por Carlos Alberto Roble)

Desde hace muchos años  y desde esta plural columna que este matutino nos facilita intentamos advertir a los lectores  sobre el peligro que implica  para la sociedad los reiterados intentos de  grupos concentrados de poder para  fragmentar la sociedad y cuyo principal objetivo  no es solamente instalar una guerra en su seno, sino también imposibilitar su realización y debilitar la democracia replegándola al mero ejercicio del sufragio.

 

 Esta estrategia mundial de fragmentación de la sociedad para la dominación tiene como uno de sus principales mentores al economista e intelectual Milton Friedman  y es justamente su teoría la responsable de la formación académica de muchos economistas en la región. Sintéticamente, el fundador de la teoría monetarista,  propugna que  las fuerzas del libre mercado son más eficientes que la intervención pública a la hora de fomentar un crecimiento económico estable,  sin tensiones inflacionistas, sentando las bases del neoliberalismo. La fragmentación de la sociedad es un requisito indispensable para esta forma de comprender el mundo, los hombres y la política. Sin fragmentación social solo hay democracia de corporaciones, como las que vivimos en muchos lugares del mundo en la actualidad.

A esta ola  neoliberal, de la que Argentina no está al margen,  se enfrenta el Papa Francisco y todos sabemos los costos que paga por esa postura: el despiadado  ataque de los principales medios de comunicación y de su batallón cibernético. Sin embargo quiero dejar en claro  que  ni las denuncias de Francisco son inocentes, como tampoco fue su elección (estando aún vivo Benedicto)  y menos aún  que los ataques que sufre son por una supuesta simpatía con el kirchnerismo.

En primer lugar  hay que tener en claro que Francisco no es K, pero   la estrategia de fragmentación exige  precisamente endilgarle al Santo Padre una posición  negativa, que anteriormente construida por los medios, tiende  a  debilitar su discurso central que es contra el neoliberalismo.

Esta estrategia de la comunicación  es lo que mejor saben hacer los adoradores del mercado,  con un discurso  plagado de  adjetivaciones , modifican , alteran  y falsifican  el contexto  con el fin de darle  una interpretación distinta a la que en verdad tienen  los hechos. Esta es la especialidad del Gobierno nacional: construir la falsedad de los contextos y someterlo a  implacable acción de los medios de comunicación.

En este punto propongo mirar solo un ejemplo que son las declaraciones del presidente del bloque de diputados nacionales de Cambiemos, Nicolás Massot, que pertenece a una familia con mucho poder económico en el sur de Buenos Aires, al expresar que hay que producir un pacto de olvido con los criminales de la última dictadura militar.

Lo peligroso es que ante tal propuesta los medios de comunicación olvidan o manipulan del contexto de estas declaraciones que se dan justo cuando el gobierno nacional atraviesa la peor crisis que tengamos memoria los argentinos desde el 2001, cuando los intereses de la deuda nacional alcanzan a un tercio del déficit fiscal, mientras que la inflación difícilmente se resuelva con más ajuste sobre los sectores más vulnerables.

Masato elige el momento el tema  y el tiempo de hacer estas delaciones porque desde el gobierno nacional fueron minando durante dos años el concepto de “Nunca Mas” que tanto nos costó a los argentinos.

Esto es parte de una estrategia comunicacional que tiene un fin político y que está orientado por una ideología neoliberal que intenta la fragmentación de las mayorías y una democracia solo formal donde los que llegan a gobernar siempre estén condicionados por las corporaciones económicas financieras.

Los juicios de lesa humanidad han sido suspendidos de hecho en casi todo el país y causas como las que tiene investigados a los ex miembros del STJ en Formosa durante la dictadura militar duermen en algún escritorio del juzgado federal, mientras los represores y sus cómplices civiles están en libertad y los opositores a la cárcel.

Con esto también logran desviar la atención de otros temas graves, como la horrorosa pérdida de derechos relatada en una transferencia de responsabilidades absurda: el gobierno atribuye las carencias en salud a los médicos y la destrucción de la educación  a los sindicatos docentes.

El gobierno nacional no asume sus responsabilidades básicas, que es gestionar para todos, no solamente para los sectores de poder.

Este es el mayor fracaso de nuestra época que quizás es nuestra culpa también porque no hicimos suficiente política o docencia política, para que la gente piense con cabeza propia, no con la que le prestan los multimedios.

 

 

 Carlos Alberto Roble

 

volver arriba

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2018 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial, Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile