Menu
RSS

México: la falta de combustible ya generó una crisis en el gabinete de López Obrador

El desabastecimiento de combustible en México, consecuencia de una fuerte ofensiva del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para acabar con el llamado huachicoleo (robo de combustible), ya generó la primera crisis en el gabinete, donde algunas voces empiezan a reclamar un cambio de estrategia, mientras que empresarios y el propio Banco Central de México advierten por una crisis.

Según detalló LPO México, los cuestionamientos que empezaron a destaparse en el interior del propio Gabinete apuntan, sobre todo, contra el titular de Pemex, Octavio Romero Oropeza) y la Secretaria de Energía, Rocío Nahle García, quienes empujaron este plan vigente de cierre total a los ductos de la petrolera. Los resultados en términos de disminución de robos de camiones cisterna (pipas) fue automático, pero nunca se visualizaron los golpes económicos.

Hace algunos días, pero sobre todo en las últimas horas, el lobby de los empresarios se hizo insoportable para el jefe de Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, que escuchó las quejas por la poca transparencia en el plan de acción que se está desarrollando. El planteamiento de reemplazar el abasto con pipas no está funcionando, al menos por ahora. Los expertos ya lo explicaron días atrás: por los ductos fluía casi el 78% de las gasolinas, mientras que los auto-tanques con suerte distribuyen un 12%. Revertir esos número es una tarea titánica.

De nuevo, la preocupación atraviesa a todos los niveles empresariales: desde empresas multinacionales que temen incumplir contratos millonarios en dólares -con sus respectivas penalidades- por no poder movilizar toda su mercadería, hasta productores de aguacate michoacano que empiezan a creer que perderán su producción si no se acelera una respuesta.

Un escenario así planteado parece apocalíptico, aunque sin fechas ni escenarios claros en el corto plazo, podría hacerse realidad. Es el argumento que esgrimen los empresarios, y que Romo acepta resignado.

Como si fuera poco, el argumento de que el tiempo debilita a los "huachicoleros" -una idea que defiende Nahle- es controvertida para otros integrantes del Gabinete. "Se les cortó el flujo de ingresos, pero tienen reservas y logística para aguantar. De hecho, cuanto más desabastecimiento, quizá más beneficios logren con un precio de su producto mucho más caro en el mercado negro", se quejaban empresarios que vieron a Romo en las últimas horas. 

Este argumento es respaldado por todo el ala económica del gobierno, además de los asesores externos a quienes también suele escuchar AMLO. El dilema se agrava cuando desde el Ejército y la Marina le aseguran al Presidente que en dos semanas podrán garantizar el control de los ductos. Los economistas responden que dos semanas es muchísimo tiempo y el impacto económico sería "importante", sobre todo para empresarios de mediano porte. 

El debate se intensificó tanto entre el círculo de colaboradores de López Obrador, que Pemex volvió a sacar una comunicado con una postura tajante: "Pemex no dará marcha atrás contra el robo de combustible". "Petróleos Mexicanos avanza en la normalización del abasto de gasolina. La nueva estrategia del Gobierno de México para acabar con el llamado huachicoleo es efectiva, y no daremos marcha atrás contra el robo de combustible, ilícito que daña la economía nacional y el bolsillo de los mexicanos", asegura el comunicado. 

Pero las advertencias son cada vez más severas. El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, admitió que "si el desabastecimiento no se atiende rápido, afectará en crecimiento e inflación". "Claramente el tema de traslado de bienes y productos puede estar resintiendo estas afectaciones en el suministro", declaró el banquero. Y agregó: "Habrá que revisar qué tan sostenido es esta afectación, por que puede tener reflejo por el lado de la actividad económica como por el lado de inflación". 

En tanto, la entidad de empresarios Coparmex advirtió que la estrategia de AMLO ha resultado "dañina" para la economía. La estrategia "ha adolecido de graves errores y una implementación que ha resultado extremadamente dañina, en primer lugar, para la población en general y en segundo término para las empresas", cuestionaron.

"La crisis ya está desatada, en una semana estaríamos hablando de una hipercrisis pero la crisis ya está. Cada hora perdida por un ciudadano, cada línea de producción parada, cada producto es ya una crisis para quien la sufre, no queremos que sea una crisis general en el país porque no está el horno para bollos", señaló el titular de Copamex, Gustavo de Hoyos.

Por ahora, no hay una previsión -nadie quiere aventurarse- sobre el tamaño de la afectación. Entre otras cosas, porque dependerá qué tanto dure el problema de abasto a las gasolineras, que se ha magnificado por las compras de pánico. Hasta este jueves ya suman 6 días la problemática y se augura que podría prolongarse aún más. 

volver arriba

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2019 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial, Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile